Imprimir

Pedaleo de 2.000 kilómetros por la donación de órganos

El Progreso de Lugo | 24 de junio de 2019

Recepción a Santi López Chao (en el centro, junto a la alcaldesa) al llegar a Viveiro. AMA
Recepción a Santi López Chao (en el centro, junto a la alcaldesa) al llegar a Viveiro. AMA

Santi López Chao cumplió su reto de llegar de Lannion a Viveiro

El vecino de Viveiro Santi López Chao, trasplantado de corazón, cumplió su objetivo de recorrer en dos semanas los dos mil kilómetros que separan Lannion (Francia) de la ciudad del Landro para concienciar sobre la donación de órganos, tejidos y médula ósea. "Quero devolverlle á sociedade o que me deu a min no seu día", destacaba poco después de llegar a Viveiro y ser recibido por la corporación junto a los tres compañeros que lo siguieron en esta aventura, Andrés García y los hermanos Jacobo y David Díaz.

 

El viaje hasta Viveiro no fue un camino de rosas ya que, sin mencionar el equipaje extra que supone la medicación de Chao, el grupo tuvo que hacer frente a distintos inconvenientes. "O peor foi cruzar Bretaña porque hai zonas que non teñen moita infraestrutura de pensións nin hoteis. Nós non iamos con nada reservado, iamos á aventura dependendo de como nos atoparamos", relata, pero un día no encontraron alojamiento y tuvieron que hacer 30 kilómetros extra, mientras que en otra jornada "houbo que desprazar a ruta, enriba nun día moi malo de auga, polo que acabamos agobiados, facendo case 167 quilómetros e máis de dez horas de bici".

 

Pequeñas averías mecánicas y la adaptación del cuerpo al sobreesfuerzo también jugaron en contra. "Pola posición que levas na bici a primeira semana foi dura, despois foi bastante ben ata os últimos días, xa que non hai ningunha xornada de descanso e as pernas necesítano", comenta Chao, quien pese a todo destaca lo positivo de este reto que se suma a otros que ya realizó como la Transpirenaica y que, aunque ahora descansará un tiempo, reconoce que ya tiene ideas para una nueva aventura el año que viene.

 

El objetivo de todas sus acciones será siempre el mismo, concienciar sobre las donaciones. "Levo 17 anos trasplantado e entre outras cousas foi posible porque alguén fixo isto antes ca min, alguén concienciou outras persoas de que era necesario ser doante e eu tiven ese órgano ese día. Teño como a obriga de intentar concienciar a xente para que se alguén necesita o día de mañá un órgano tamén o consiga", concluye.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/a-marina/pedaleo-2000-kilometros-donacion-organos/201906241447211383874.html


© 2019 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)