Imprimir

El nuevo jefe de la Policía de Lugo se va de baja justo después de ser nombrado

El Progreso de Lugo | 05 de enero de 2019

Policías locales, en la Praza Maior. XESÚS PONTE/AEP
Policías locales, en la Praza Maior. XESÚS PONTE/AEP

La presión policial para que se apruebe la RPT y la falta de planificación por parte del gobierno estarían detrás de la crisis que se vive en el cuerpo

La alcaldesa Lara Méndez nombró este viernes al inspector Antonio Iglesias como jefe provisional de la Policía local —el titular, que se jubila en enero, ya disfruta de días de descanso—, pero, según el gobierno local, acto seguido Iglesias presentó la baja médica.

La Policía funciona con los jefes de turno desde hace un par de semanas, después de que ninguno de los inspectores a los que Méndez propuso, siguiendo el orden de promoción, aceptaran hacerse cargo del servicio, como medida de presión para lograr mejoras para el cuerpo, como la subida salarial que se produciría con la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que se tramita. este viernes Méndez optó por nombrar a Iglesias con el fin de hacer frente al problema con el que se encontró el gobierno local para organizar y dirigir el dispositivo de seguridad de la cabalgata, pero tampoco lo logró. Por la tarde, intentaba localizar al oficial José Manuel del Río, que está de vacaciones, para que se haga cargo del dispositivo.

El plan de seguridad estará formado por aproximadamente una docena de policías locales, seis policías nacionales y una quincena de voluntarios de Protección Civil, según el gobierno local. Además de los policías del turno, el ejecutivo estableció 22 agentes de refuerzo para esta tarde , pero algunos están de baja y no tiene la garantía de que ocho hayan recibido la notificación y vayan a presentarse. El gobierno asegura que estableció los refuerzos el 20 de diciembre y que tuvo problemas para hacer las notificaciones, primero por la vía habitual, en el puesto de trabajo; luego a través de los notificadores municipales y, por último, el jueves a través de burofax. Detrás de esta situación estaría la supuesta presión por parte de los agentes para que se apruebe la RPT.

Los sindicatos policiales niegan que exista boicot y atribuyen la situación a la falta de planificación por parte del gobierno. Manuel Cerdeira, de CSIF, asegura que los refuerzos se fijaron el 28 y no se empezaron a notificar hasta esta semana. Desconoce qué problema pudo haber para contactar con algunos agentes —dice que alguno de los designados estuvo en su puesto de trabajo esta semana y no fue avisado— y critica que se les haga trabajar "a golpe de decreto" en sus días libres. "Sentímonos despreciados e ninguneados", afirma. Los policías no hacen refuerzos voluntarios desde antes de San Froilán, por los que se les adeudan de 2017 y 2018.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/lugo/nuevo-jefe-policia-lugo-va-baja-justo-despues-ser-nombrado/201901051127441352557.html


© 2019 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)