Imprimir

Estos son los nueve municipios lucenses que esquivan el covid

Redacción / Delegación | 29 de septiembre de 2020

Son nueve los ayuntamientos lucenses donde no se registraron contagios desde finales del pasado mes de agosto  

Los alcaldes de los nueve municipios lucenses que no registraron contagios en los últimos treinta días alaban la concienciación vecinal, pero parte de ellos critican la falta de transparencia de la Xunta, que no informa del número de casos por ayuntamiento. Galicia es, con Extremadura, la autonomía más opaca del Estado en la comunicación de datos sobre la pandemia. Los ayuntamientos sin infecciones son Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, Quiroga y Ribas de Sil —todos ellos sin casos positivos desde la declaración del estado de alarma—, así como Ourol y Trabada —ambos con un solo caso—, Xermade, Alfoz y Cervo. Todos tienen una baja densidad de población, con la excepción de Cervo, con más de 4.200 vecinos, el núcleo urbano de San Cibrao y la factoría de Alcoa.

"Sorte e concienciación veciñal" son las razones por las que Navia es un municipio seguro, según su alcalde, José Fernández (PSOE). "A suspensión de celebracións multitudinarias contribúe a fomentar a seguridade", agrega Fernández. Su homónimo de Negueira de Muñiz, José Manuel Braña (PSOE), también alude a la fortuna. Cree que la dispersión poblacional "beneficia, pero esa vantaxe era máis notoria no confinamento. Coa desescalada hai máis mobilidade. Tivemos visitas e os nosos veciños van mercar á Fonsagrada ou vender ao mercado de Ribadeo", explica.

La desinfección de zonas concurridas y de contenedores es otra de las claves. En Negueira de Muñiz dejan abiertos los recipientes de la recogida de basura para que los usuarios no los toquen. En Ribas de Sil usaron tanto cloro que el camión de Protección Civil tuvo que ser reparado en un taller, "ao presentar indicios de corrosión", indica el mandatario local, Miguel Soutela Vega (PSOE), quien ve un acierto introducir medidas de control de temperatura y distanciamiento social en las actividades sociales o culturales del Ayuntamiento.

En Quiroga desinfectaron las calles de la villa y las de 19 núcleos. El Concello desarrolló campañas en medios. "Todo ello ha servido para algo, pero tuvimos mucha suerte hasta ahora. La prevención y la concienciación de la ciudadanía, son primordiales para frenar esta pandemia", precisa el regidor, Julio Álvarez (PP).

En Xermade hubo tres casos al principio en Cabreiros, relacionados con un brote familiar en Vilalba, y otros sueltos después. "La gente mayor tiene más precaución y la dispersión de la población ayuda", subraya el regidor xermadés, Roberto García (PSOE). Tras la desescalada solo se recuperó la feria semanal, con pocos puestos. "No hay puntos de riesgo con masificación", añade.

El alcalde de Cervo, Alfonso Villares (PP), resalta "a concienciación da xente e o traballo de todos os servizos municipais, en contacto coas residencias, desinfectando locais e prestando os servizo de axuda a domicilio". Calcula que en Cervo hubo entre diez y quince positivos de covid-19. "Os primeiros foron de excursións en marzo e abril", manifiesta.

Jorge Val, alcalde socialista de Alfoz, atribuye a la dispersión de la población y al escaso movimiento de la misma la baja tasa de infectados. "No Concello atendemos con cita previa e tivemos aberta a piscina con todas as medidas de seguridade", apunta. Val "Agradeceríase que o Sergas facilitase a información para facerlle un seguimento, por se necesitan calquera cousa ou viven sos e hai que prestarlles alguna axuda". Alfoz solo registró casos contados desde que se declaró la pandemia. Los de una familia procedente de A Coruña y un par más ligados al brote de Burela.

La regidora de Trabada, Mayra García (PSOE), recuerda que en el municipio solo hubo un caso. "Como na maioría dos concellos pequenos e dispersos a incidencia é menor. Non sei se na Xunta dispón de datos que poidan atribuír factores concretos en base a algunha investigación, explica.

Ourol tuvo un caso derivado de un viaje del Imserso. Los contactos con positivos del brote de A Mariña en julio dieron negativo, según su alcalde, José Luis Pajón (PSOE).

SALEN DE LA LISTA. Ribeira de Piquín y Pedrafita llevaban casi un mes sin contagios, pero en ambos municipios se localizó un positivo en los últimos días. "Temos menos de 500 habitantes e hai 43 núcleos. A dispersión da xente é fundamental", recalca el regidor de Ribeira, Roberto Fernández (PSOE). El centro de día está cerrado por precaución. Hace tiempo hubo tres contagios y ayer se detectó otro. "Demandamos información oficial da Xunta porque enterámonos dos casos polos veciños. Podemos agravar un problema por falta de información ao prestar servizos como axuda no fogar", denuncia Fernández.

En Pedrafita dio positivo un menor a finales de la semana pasada. El alcalde, José Luis Raposo (PSOE), puntualiza que "podería ser unha falsa alarma, xa que a familia e os posibles contactos deron negativo". Es el primer caso tras el brote de Liñares en agosto. Raposo se muestra molesto con el oscurantismo de Sanidade, "que non comunica os casos. Sabémolo por un familiar".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/lugo/municipios-esquivan-coronavirus/202009291236501462034.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)