Imprimir

Los vecinos crearán un mirador sobre la ría al talar un monte

Isabel García / El Progreso | 08 de febrero de 2012

Molinos al final de la ensenada de A Vilavella, antes de su restauración. (Foto: AMA)
Molinos al final de la ensenada de A Vilavella, antes de su restauración. (Foto: AMA)

Una treintena de vecinos del barrio ribadense de San Esteban de A Graña tramitan los permisos necesarios para talar, a la mayor brevedad posible, unas diez hectáreas de monte en Ove que ocultan las vistas sobre el estuario. Uno de los vocales de la asociación vecinal de esta parroquia, Gonzalo García Marcos, aclaró que el objetivo de esta iniciativa es el de «mejorar el paisaje y potenciarlo, con una especie de mirador sobre la ría, al generar una panorámica del enclave».

La tala de esta superficie de monte de una decena de hectáreas se llevará a cabo desde la zona del viejo ferrocarril de Vilaoudriz, en la carretera a su paso por Ove, hasta los molinos de mareas y de regato, recientemente restaurados por la Dirección General de Costas, del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

De esta forma, el paisaje ribadense en torno al estuario se verá significativamente mejorado, al liberar de eucaliptal esta zona ribereña para disfrutar de mejores vistas sobre el estuario. Quienes más y mejor apreciarán este cambio serán los conductores y ciclistas que utilicen la N-642 de Ribadeo a Porto, ya que la parte del vial que discurre por Ove se convertirá, a su paso, en una especie de galería de postales turísticas de la ría.

Tramitación

«Entre 20 y 30 propietarios de monte de la asociación de vecinos de San Esteban de A Graña estamos tramitando la obtención de los permisos necesarios para talar la madera que oculta este hermoso paisaje, que discurre entre el barrio de Reme y los molinos» de As Aceñas, como señala el comunero Gonzalo García Marcos, quien calcula que la tala podrá llevarse a cabo «a partir del mes que viene, tras tener la autorización de la Dirección General de Costas y de la Demarcación de Carreteras».

Bosque autóctono

Además, esta treintena de propietarios de monte de San Esteban de A Graña está dispuesta, como señala García Marcos, a «sulfatar después el terreno para impedir que rebroten los eucaliptos».

El vocal de la citada asociación de vecinos admite desconocer aún cuántas serán las toneladas que resulten de esta tala, pero, como viene siendo habitual por los contratos suscritos con los propietarios de estos montes y la multinacional maderera Ence, García Marcos avanza que «después le será vendida a la factoría de esta compañía en Navia».

La voluntad vecinal ya no sólo tiene por objetivo contribuir a la mejora paisajística de la ribera del estuario, y con ello, atraer el turismo, sino que además pretenden recuperar los cultivos autóctonos que hubo en la zona años atrás.

«Hace 40 años no había en la zona siquiera árboles, en todo caso, salían de forma natural los autóctonos, como los robles y los castaños y ésa es precisamente la intención, la de liberar esas diez hectáreas, de forma que puedan nacer en ellas este tipo de plantaciones oriundas», aclara García Marcos, que puntualiza que «el terreno ya no se utilizará para la producción de eucalipto».

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/noticias/los-vecinos-crearan-un-mirador-sobre-la-ria-al-talar-un-monte/20120208105600248760.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)