Imprimir

La Fiscalía ordena vigilar el abandono de animales ante el aumento de adopciones

El Progreso de Lugo | 02 de abril de 2020

Agentes junto a un hombre que pasea a su perro. XESÚS PONTE
Agentes junto a un hombre que pasea a su perro. XESÚS PONTE
La Policía Nacional de Lugo intensificará el control sobre los dueños de los perros para evitar que se adquieran "como excusa" para salir a la calle. La Protectora lucense ya suspendió la adopción y la acogida por temor a este tipo de prácticas

El ministerio fiscal envió un requerimiento a la Policía Nacional de Lugo para que controle el abandono de mascotas en cuanto la crisis sanitaria remonte y permita dejar atrás el estado de alarma. La Fiscalía de Medio Ambiente adoptó esta medida en todo el territorio nacional ante la avalancha de adopciones que se están registrando en algunas zonas, ya que teme que estas adquisiciones en masa no obedezcan a intereses honestos, sino más bien a obtener una excusa por parte de los nuevos dueños para poder salir a la calle sin ser multados.

Por este motivo, el fiscal coordinador de Medio Ambiente, Antonio Vercher, dirigió un oficio a todos los fiscales de la especialidad, incluido el de la provincia lucense, ordenándoles que vigilaran esta actividad. Y para llevar a cabo este control, las fiscalías provinciales solicitaron la colaboración de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Tal y como señaló ayer el portavoz de la Policía Nacional de Lugo, los agentes ya han empezado a realizar un control “exhaustivo” para detectar “posibles usos ilícitos” de los animales de compañía y recordó además que estas prácticas tienen consecuencias legales.

De hecho, el Código Penal en vigor castiga tanto el maltrato como el abandono animal. Para el primer supuesto, la legislación contempla penas de hasta un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para ejercer cualquier profesión, oficio o comercio relacionado con los animales. Y en el caso de abandono, la condena será de 1 a 6 meses de multa e inhabilitación especial de 3 meses a 1 año para el ejercicio de cualquier actividad relacionada con los animales, incluida su tenencia.

A pesar de suspender temporalmente las adopciones y las acogidas, en la protectora continúan trabajando duro para atender a sus inquilinos

PROTECTORAS. La Fiscalía teme que muchos perros adoptados durante el confinamiento sean abandonados cuando finalice el estado de alarma y los ciudadanos puedan volver a la calle con total libertad, sin necesidad de tener un motivo justificado, como es ahora pasear al perro.

El ministerio público se muestra reacio a creer que casos como los de algunas protectoras de Tarragona o Salamanca, que se quedaron vacías y sin ningún animal en sus instalaciones, por primera vez en su historia, sean fruto únicamente de la solidaridad. En la Sociedad de Animales y Plantas de Lugo también reinó esta desconfianza, por lo que sus responsables decidieron suspender las adopciones y acogidas desde que se decretó el estado de alarma.

Tal y como explica su presidenta, Ángeles López Prado, el real decreto que imponía el confinamiento y limitaba las actividades permitidas no hacía ninguna referencia explícita a la adopción de animales domésticos. “No fue una imposición ni una prohibición, pero nosotros decidimos suspender las adopciones y las acogidas desde el primer momento para evitar posibles problemas, por lo que solamente se están tramitando las que ya habían sido previamente pactadas. Decidimos pensar en el futuro, ya que no sirve de nada liberar ahora las instalaciones si después los animales son sometidos a un segundo abandono. Seguramente”, apunta, “con esta decisión perdimos alguna buena adopción, pero decidimos priorizar que no se realizara ningún manejo inadecuado de los animales”.

La Protectora de Animales y Plantas de Lugo mantendrá la suspensión de adopciones hasta que se levante el estado de alarma

La presidenta de la Protectora de Lugo considera además que el periodo de confinamiento tampoco es el más adecuado para adoptar un animal. “Ahora la gente está en casa todo el día y los perros se acostumbran a un ritmo que no es el real. Cuando todo vuelva a la normalidad, el animal no va a entender que su dueño lo deje solo de repente en la vivienda durante horas”, explica.

A pesar de suspender temporalmente las adopciones y las acogidas, en la protectora continúan trabajando duro para atender a sus inquilinos. Y de momento, tal y como explica Ángeles López, no han detectado problemas con las mascotas a consecuencia del coronavirus. “Pensamos que quizá recibiríamos llamadas de propietarios infectados que no supieran qué hacer con sus animales al estar aislados, pero de momento no se nos han dado casos así”, comenta.

La Protectora de Animales y Plantas de Lugo mantendrá la suspensión de adopciones hasta que se levante el estado de alarma, cuando estén seguros de que las mascotas no se van a usar como pasaporte para salir a la calle.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/lugo/fiscalia-ordena-vigilar-abandono-animales-aumento-adopciones/202004021039521431427.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)