Imprimir

El dueño de Caballero Motor resulta absuelto de estafa y apunta a su socio

El Progreso de Lugo | 15 de septiembre de 2019

Bajo de Caballero Motor, en Rúa da Pomba. XESÚS PONTE
Bajo de Caballero Motor, en Rúa da Pomba. XESÚS PONTE
"Se hizo pasar por mí y tuve que demostrar mi inocencia en los juzgados. Soy una víctima más y me arruinó la vida", dice. Su empleado, detenido el jueves, ya fue reconocido por varios estafados

Tras más de dos años defendiendo su inocencia, los jueces le han dado la razón y lo han absuelto de los delitos de estafa de los que fue acusado tras su detención en diciembre de 2016. El propietario de Caballero Motor, José Manuel Rodríguez Caballero, asegura que vivió un auténtico "calvario" por culpa de su socio, detenido el pasado jueves por la Policía Nacional.

"Esa persona se hizo pasar por mí y tuve que demostrar en los juzgados que yo no había estafado a nadie. Aunque me absolvieron, a mí me arruinó la vida. Soy su principal víctima y espero que ahora se demuestre todo lo que hizo", comenta.

Tal y como explica, en 2016 montó un negocio de lavado ecológico y engrasado de coches en la Rúa da Pomba, en el barrio da Residencia, y poco después abrió en el mismo bajo una compraventa de vehículos de segunda mano. "Yo me dedicaba al lavado y un chico que vivía por la zona me propuso montar la compraventa. Me dijo que el bajo era muy grande y la mitad estaba vacío, así que me propuso que le dejara meter allí coches para vender y a cambio me daría una comisión de cada venta. Fue un trato de palabra y yo acepté. Reconozco que no hice bien las cosas, pero acepté", indica.

Mientras yo estaba ingresado, mi socio hacía todas las operaciones utilizando mi nombre, así que cuando llegaron las denuncias todo apuntaba a que yo era el estafador

Poco después de este acuerdo, Rodríguez Caballero sufrió un infarto y estuvo en la Uci. "Mientras yo estaba ingresado, mi socio, o empleado, o como se le pueda llamar, hizo un sello con el nombre de Caballero Motor y mi DNI. Hacía todas las operaciones utilizando mi nombre y se hacía pasar por el propietario del negocio, así que, cuando llegaron las denuncias, todo apuntaba a que yo era el estafador. Poco después de recibir el alta en el Hula me llamaron para ir a comisaría y, una vez allí, no me podía creer lo que estaba escuchando", matiza.

Rodríguez Caballero fue acusado de varias estafas y empezó su periplo por los juzgados. "Presenté pruebas caligráficas para demostrar que las firmas que aparecían en los contratos no eran mías. Además, cuando los denunciantes llegaban al juicio y me veían, reconocían que no habían hecho negocios conmigo, sino con mi socio", asegura.

De este modo, tanto el Penal 2 (en sentencia del 1 de agosto de 2018) como el Penal 1 (en sentencias de 24 de abril de 2019 y 1 de julio de 2019) absolvieron a José Manuel Rodríguez Caballero de los delitos de estafa al considerar que no había pruebas contra él. En las sentencias se recogen además los testimonios de varios denunciantes, quienes reconocían que los contratos de compraventa en Caballero Motor los firmaban con el empleado y no con el dueño, "que estaba en el local, pero en el otro lado", explicaban.

"Había más denuncias contra mí, pero conseguimos demostrar que todo era cosa de mi socio y se archivaron. Ahora es él quien tiene los juicios pendientes. En algunos me han citado como testigo y espero que por fin se demuestre todo lo que hizo", sentencia. Este hombre —con iniciales J.V.S.— fue detenido el pasado jueves por la Policía Nacional después de que una víctima lo denunciara directamente a él como presunto autor de una estafa en el intercambio de una moto y un vehículo por otra motocicleta.

 

El propietario cerró el bajo y se jubiló por enfermedad
Desde su detención en diciembre de 2016, Rodríguez Caballero sufrió dos infartos, por lo que se jubiló por enfermedad y cerró el negocio de lavado y engrasado de coches, además del bajo en el que estaba la compraventa de vehículos de segunda mano.

INSTALACIONES
La última persona que denunció en comisaría explicó que había hecho negocios con J.V.S. en las instalaciones de Caballero Motor, pero el dueño asegura que están cerradas. "Ese hombre sigue quedando con los clientes en la puerta y aun se hace pasar por el responsable de la empresa", dice.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/lugo/dueno-caballero-motor-resulta-absuelto-estafa-apunta-socio/201909151151171396936.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)