Imprimir

Los concellos de costa se quedan solos

L.F.B/M.A.N | 11 de julio de 2020

Daniel, Marcos y Pedro en uno de sus descansos. AMA.
Daniel, Marcos y Pedro en uno de sus descansos. AMA.
Con el litoral cerrado, vecinos del interior deben ingeniárselas para actividades diarias como ir de compras o a la playa ▶ La asociación de comerciantes de Ribadeo cifra en más de cuatro millones de euros las pérdidas por el Covid-19

El rebrote de Covid- 19 en A Mariña está generando situaciones y circunstancias para todos los gustos y que, para algunos vecinos, resulta complicado entender. Desde hoy, solo se quedan confinados los municipios costeros, excepto O Vicedo. Es decir, los vecinos de Ribadeo, Barreiros, Foz, Cervo, Xove y Viveiro pueden moverse entre todos estos concellos, pero no salir de ellos. Caso aparte es Burela, donde no se puede salir ni entrar sin causa justificada. Este nuevo panorama, que en principio, se prolongará hasta la medianoche del próximo miércoles deja complicaciones para la vida diaria de los municipios.

Por ejemplo, los municipios de Alfoz y O Valadouro, muy vinculados a Foz y Burela, tendrán que cambiar sus hábitos ya que no podrán acceder a ninguno de los dos cuando son sus referencias a la hora de hacer compras, ir al supermercado, acudir a la playa o para disfrutar del ocio. Tampoco desde Trabada podrán acercarse a Ribadeo ni desde O Vicedo u Ourol acudir a Viveiro, desplazamientos muy habituales y diarios para todo. También en Lourenzá y Mondoñedo tienen prohibido acercarse a la costa si no es por motivo justificado. Un ejemplo muy claro en esta época del año es el acudir a la playa. Pues bien, los asiduos al litoral mariñano que vivan en el interior tendrán que decantarse por acercarse a O Vicedo o bien a las playas asturianas de Arnao o Peñarronda, en Castropol, las que les quedan más cercanas para los próximos días.

Teniendo en cuenta estos movimientos constantes y necesarios entre el litoral y el interior de la comarca se auguran cinco días un tanto complicados para la mayoría. Y eso también implica la prohibición de encontrarse con los familiares y amigos que están en los concellos que permanecen confinados.

Una complicación a mayores la viven en Ribadeo. Allí el occidente de Asturias hace vida en la villa para muchas cosas y ahora después de cinco días sin poder recibirlos, comerciantes y hosteleros esperaban volver a abrirles sus puertas. La prolongación del confinamiento impide esta opción, por lo que desde la asociación de comerciantes ya están haciendo números.

En este sentido, el gerente de la asociación, Jesús Pérez, hablaba ayer de pérdidas superiores a los cuatro millones de euros. "Tres millóns de euros derívanse só da cancelación do Ribadeo Indiano, que non imos celebrar por responsabilidade, e o outro millón ás perdas en cancelacións de hoteis e en restauración e agora temos que engadir esta nova situación coa que non contabamos", aseguró Pérez.

Desde Acisa dieron cifras como la cancelación del 95% de las reservas en los hoteles para esta semana y más del 75% para el resto del mes, así como la pérdida del 85% de la facturación en los restaurantes y del 75% en los comercios en estos últimos cinco días. Por ello, desde el colectivo exigen "recursos ás administracións para recuperar a imaxe turística das vilas e axudas directas aos nosos asociados." 

MENSAJES. Con todo los regidores mandan mensajes de tranquilidad y apelan a la responsabilidad personal para doblegar la curva del rebrote y que la normalidad vuelva a instalarse en la comarca.

El de Xove, Demetrio Salgueiro, asegura que es "entendible que nos concellos que non teñen ningún caso ou un, a restricción á mobilidade se quite, o resto aspiramos a chegar a esa situación o antes posible, porque iso quererá dicir que irá ben". De todas formas, reconoce que se trata "dunha situación difícil, na que un veciño de O Vicedo que queira ir a Lugo ten que pasar por Viveiro, para ir ao hospital teñen que pasar, pero non poden deterse nel". "Son 5 días, esperemos que se os números van ben e a situación se vai normalizando, para iso hai que esperar, ter paciencia e prudencia, porque a evolución depende de cada un de nós de forma individual", añadió.

Tres peregrinos se desviarán para evitar la comarca

Marcos Gómez, Daniel Araújo y Pedro Múñoz arrancaron el pasado día 3 el Camino Norte a Santiago en Comillas. Pero llegado el momento de atravesar A Mariña se encontraron con las restricciones. En su plan original figuraban dos paradas en la comarca: una en Ribadeo y la otra en Lourenzá, pero el brote de Covid los llevó a alterar su recorrido, lo que les obligará también a hacer más kilómetros.

Vegadeo-Taramundi- A Pontenova-Riotorto
En su nueva planificación recorrerán una etapa más larga de lo previsto y esta mañana partirán de La Caridad, en Asturias, para llegar a Vegadeo y de ahí seguir por Asturias hasta Taramundi. Desde este municipio pasarán a A Pontenova, que aunque de A Mariña no está afectado por las restricciones, y seguirán hasta Riotorto para llegar a A Pastoriza, donde harán noche antes de salir hasta Sobrado.

Elección de la ruta
"Queríamos facer o Camiño Norte porque é máis sinxelo que o Primitivo e polas paisaxes, pero non sabiamos que iamos atopar as restricións", asegura Marcos Gómez, que reconoce que para ser un mes de julio la ruta cuenta con pocos caminantes y los albergues están prácticamente vacíos, a pesar de que tienen menos aforo.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/a-marina/concellos-costa-quedan-solos/202007111343121448958.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)