Imprimir

Complicada misión

Marcos Rodríguez / La última baza |

El Progreso de Lugo | 28 de junio de 2020

Pensaba que sería cuestión de tiempo, pero sigo sin acostumbrarme a vivir en un mundo sin rostros, a caminar por calles repletas de caras sin facciones, borradas por frías mascarillas. Tengo la sensación de que todos los ojos con los que me cruzo son tristes. A veces juego a imaginar qué habrá debajo de los trozos de tela que pasan a mi lado y la respuesta nunca es una sonrisa. No sé si será solo cosa mía, pero es acercar ese artilugio a la cara y al momento ponerme serio, como si por delante tuviese una complicada misión para salvar la vida... lo cual tampoco está tan lejos de la realidad. Veo jugar a los niños con ellas puestas, descolocadas, sucias, y se me cae el alma a los pies al pensar que para ellos es algo natural, que forma parte de su infancia como los chicles Cheiw de la mía. Veo a los romanos este fin de semana con ellas puestas y me acuerdo de cuando en el Nacimiento que en casa poníamos por Navidad colaba un muñeco de la Guerra de las Galaxias. Y veo también que a partir de ahora habrá que llevarlas en casi todas las circunstancias. Y así será, al menos por mi parte. Seguiré cruzándome con ojos tristes, pero ojos con vida. Porque de eso se trata. Que nadie olvide cuál es el objetivo de esta misión.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /blog/marcos-rodriguez-ultima-baza/complicada-mision/202006281103581446413.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)