Imprimir

La iglesia del Carmen, un patrimonio amenazado en el Camino Primitivo

El Progreso de Lugo | 06 de julio de 2018

Antonio de los Ojos, con la corona restaurada. VICTORIA RODRÍGUEZ
Antonio de los Ojos, con la corona restaurada. VICTORIA RODRÍGUEZ

Pintadas, humedades y goteras afean una iglesia, finalizada hace dos siglos, que está enclavada en el Camino Primitivo a Santiago ►La nueva directiva de la cofradía pide fondos a la Xunta para rehabilitar el templo y poder abrirlo a diario para feligreses y peregrinos

LUGO. En las últimas semanas el portalón de la iglesia del Carmen amaneció con una pintada ofensiva. Suele ser también el escenario para botellones y relaciones sexuales. Estos son varios ejemplos del deterioro que sufre este templo, con dos siglos de vida, que además presenta humedades en la bóveda del coro, desconchados en el techo, goteras debido a la frágil cubierta y ventanas rotas.

La nueva directiva de la Cofradía de la Virgen del Carmen, que se encarga del mantenimiento de la capilla, solicitará a la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural que financie su restauración.

El presidente de la cofradía, Antonio de los Ojos, asegura que pretenden dar «un impulso» al templo, que está en el Rego do Hortos, en donde se dice que nació el patrón de la ciudad, San Froilán, aprovechando el tirón que supone el Camino Primitivo a Santiago, a cuyos pies se encuentra.

La cofradía no dispone de fondos para poder acometer tan cuantiosa obra. Se financia solo con las cuotas de sus miembros, tres euros anuales, más cinco de entrada, y con los ingresos que obtienen por la venta de escapularios, llaveros e insignias con motivos de la Virgen.

El templo actual, que sucedió al demolido de Nuestra Señora del Camino, guarda ciertos encantos. Dos de sus retablos, los de esta Virgen y de San Ramón, son de estilo barroco y el del altar mayor es neoclásico. A ambos lados de este hay otras dos imágenes, las de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús, fundadores de la orden de los Carmelitas Descalzos.

Su patrimonio se completa con las joyas de la Virgen, las bandejas de plata y las pinturas en bronce que tiene depositadas en el museo catedralicio.

No solo precisa un lavado de cara la iglesia, construida entre 1778 y 1820, también necesitan ser restauradas sus tallas, sobre todo la de Nuestra Señora del Camino, que data del siglo XVI.

El estado de las tallas es tal que la cofradía ha tenido que restaurar la corona de la Virgen del Carmen. Además le ha cambiado a esta la mantilla y el pañuelo al niño, que fueron donados.

Y cambiaron la iluminación. Instalaron 106 bombillas porque solo funcionaban seis.

CULTO. La cofradía intenta que la capilla abra a diario para atender a los feligreses y a los peregrinos. Actualmente solo se celebra misa el día 16 de cada mes, a las 19.30 horas -excepto en agosto-, a cargo del párroco de San Pedro, José Manuel Adrio, y el segundo sábado de cada mes -menos en verano-, a las 18.00 horas, la que oficia en latín un sacerdote procedente de Toledo.

Además, se proponen que esta iglesia, como antaño, se recupere para la celebración de bodas, bautizos y comuniones.

Antonio de los Ojos sostiene esas iniciativas en que esta es «la que tiene más cofrades en Lugo», unos 900, y en «la profunda devoción» de los lucenses a la Virgen del Carmen».

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/lugo/carmen-patrimonio-amenazado/201807061035471321960.html


© 2019 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)