Imprimir

BREOHISTORIAS. Censura a Thompkins

El Progreso de Lugo | 21 de Abril de 2019

UNO DE los sucesos más impactantes, y vergonzosos, que he vivido en mi seguimiento al Breogán tuvo lugar en Málaga. Ocurrió el 29 de diciembre de 1994 en el hotel Guadalmar. El equipo lucense había perdido el día anterior ante el Unicaja (79-76).

A primera hora de la mañana, la expedición breoganista tenía que abandonar el hotel, ya que tenía que dirigirse al aeropuerto para viajar a Barcelona, donde al día siguiente se enfrentaría con el Barça. Mi plan de viaje era prácticamente igual al del equipo. Así que coincidimos en el horario de salida del hotel. Lo que no podía esperar es la imagen que me iba a encontrar nada más abrirse las puertas del ascensor al llegar a la recepción. Dos ambulancias en la puerta y coches de policía, mientras los sanitarios, ya dentro del hotel, atendían a una persona que parecía herida y varios miembros de los cuerpos de seguridad rodeaban a tres jugadores del Breogán, Tharon Mayes, Cedric Glover y un muy alterado Ronnie Thompkins, que sería, posteriormente, trasladado a dependencias policiales. Todo un shock.

En la denuncia los responsables del hotel señalaron que el jugador del Breogán, Thompkins, había agredido al recepcionista después de que este le exigiera el pago de 19.000 pesetas por llamadas telefónicas y gastos del minibar. La agresión acarreó una lesión importante al empleado y la rotura de la mano del jugador, a pesar de que Glover y Mayes habían intercedido para que la cosa no fuera a mayores.

Aquellos años. El milagro de Ostojic
El milagro de Ostojic. AEP
De los muchos duelos que el Breogán y el Unicaja han disputado en la Liga ACB, los aficionados breoganistas recuerdan con asombro el disputado el 11 de diciembre de 2005 en el Pabellón Martín Carpena. El equipo lucense partía como víctima, pero dio la cara y llegó al final del duelo con opciones. Tantas que a 3 décimas del final, con el choque empatado, dispuso de la posesión de balón. Poco tiempo, pero suficiente para que Djuro Ostojic anotase de tres y subiese al marcador el 74-77 final

Thompkins –fallecido en el año 2003, a los 36 años de edad– no era precisamente una persona previsible en sus reacciones –en sus antecedentes constaban positivos en controles antidroga en Filipinas y Venezuela– pero aun así parecía desmedida su reacción sin que mediara más que una reclamación de pago. Cedric Glover explicó que todo había surgido después de que Thompkins, que según parece no llevaba el dinero suficiente para hacer frente a la deuda, le pidió la tarjeta a Mayes. En este momento, siempre según la versión del jugador, el empleado realizó un comentario inapropiado –probablemente sin tener en cuenta que Thompkins entendía el español tras su paso por Venezuela–, lo que provocó, en cualquier caso, la desmedida reacción del jugador. En ese momento finalizó la relación de Ronnie Thompkins con el club lucense. Ni siquiera viajó a Barcelona.

El Breogán también vivió momentos de gloria con el Unicaja como rival. Probablemente el más destacado tuvo lugar en la segunda eliminatoria de la Copa del Rey de la campaña 1989-90. El Breogán había eliminado en la primera ronda al Huesca y le correspondía enfrentarse con el Unicaja, que en aquel momento era el líder de la ACB, aquel recordado equipo con Fede Ramiro, Joe Arlauckas, Rickie Brown, Rafa Vecina... Contra todo pronóstico el conjunto lucense venció en Málaga (57-78) y supo mantener la ventaja en el encuentro de vuelta, jugado en Lugo (82-83), lo que permitió al conjunto breoganista clasificarse para la fase final de la Copa del Rey, la única en la que participó, que se disputó en Las Palmas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deporte-local-lugo/breohistorias-censura-thompkins/201904191911331371881.html


© 2019 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)