Imprimir

Los bancos de libros ayudan a reducir el gasto medio familiar

El Progreso de Lugo | 09 de septiembre de 2019

Banco de libros de texto. AEP
Banco de libros de texto. AEP
Las librerías se han acostumbrado a trabajar con mucha antelación para no sufrir problemas de ‘stock’ en los días previos al arranque del curso lectivo

El gasto medio por familia en material escolar a estas alturas del año provoca dolores de cabeza por el elevado coste de los libros de enseñanza y los cada vez más accesorios que necesitan los alumnos para su día a día en el colegio.

Para remediar este problema, desde hace varios años existe la posibilidad de conseguir los libros de texto en los bancos de libros de que dispone cada centro educativo. Ayuda que Galicia es la única comunidad autónoma en la que los libros cambian cada seis años, y no cada cuatro como ocurre normalmente. Esta situación facilita la herencia de los ejemplares, porque durante seis años su contenido se mantiene inalterable. Eso sí, este curso lectivo es el sexto desde la última modificación editorial, por lo que a partir del próximo año, el gasto medio familiar se disparará por la necesidad de adquirir los nuevos libros.

"En primaria, el gasto medio si se compran todos los libros es de 280 euros. En secundaria es algo mayor, de 330 euros. En bachillerato todo cambia porque cada profesor decide cómo dar su asignatura", asegura Julián García, propietario de la libreria Biblos, uno de esos establecimientos que se han anticipado al boom del material escolar vendiendo un 70% de los libros de texto entre los meses de junio y agosto.

Los bancos de libros ayudan a reducir el gasto medio por familia gracias a que la editoriales los cambian cada seis años

"Tenemos muchas reservas desde antes de acabar el curso pasado", confirma García. "Ayuda muchísimo a todos, a los padres por la seguridad de que van a tener los libros, y a las propias editoriales, que surten mucho mejor durante verano que en las semanas más próximas al inicio de curso".

La responsable del Anpa del colegio Franciscanos, Rosa María Soto Guardado, confirma que actualmente son "pocas las personas que no reciben libros de gente conocida". Según Rosa, "la gente está muy enterada de estas situaciones porque saben que los libros cambian cada seis años y que se pueden aprovechar durante bastante tiempo. Los de este año están a punto de caducar, eso sí".

Respecto a la introducción de nuevas tecnologías en las aulas, la responsable del Anpa de Franciscanos asegura que en el centro educativo apenas se ha digitalizado la enseñanza, algo que, en su opinión como madre que tiene una hija en el centro, debería cambiar a corto plazo.

"Cuanta más tecnología se emplee en las aulas, mejor. Es el futuro. Y cuanto antes se adapten al futuro, más y mejor preparados estarán para todo lo que les espera".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/lugo/bancos-libros-ayudan-reducir-gasto-medio-familiar/201909091414191396018.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)