Imprimir

Autovías

Manuel López Castro | 03 de enero de 2015

El kilómetro cero de la Puerta del Sol ya no es referencia vial única. Las carreteras radiales, expresiones del centralismo, abren paso a las periféricas. Ya dijo Rajoy, en la inauguración del penúltimo tramo de la A-8, que se puede ir por autovía desde Faro, en el Algarve portugués, hasta Francia. Y en este año se completará la gran autopista/autovía que rodea España. El eje perimetral español suma 3.400 kilómetros y quedan menos de cien por terminar: un tramo de la A-8 en Cantabria y dos en la A-7, en el entorno de Motril, en Granada. Se tardaron cuarenta años, y las de la primera generación ya necesitan ser reformadas, porque a partir de ahora lo que más importa es su mantenimiento. Si se descuida, algunas pronto quedarán fuera de servicio. O si no resuelven problemas puntuales como el que afecta a la A-8 entre Abadín y Mondoñedo, cuya intención de arreglo parece diluirse en una excusa para salir del paso. O si no se alivian/eliminan los peajes, inasequibles para muchos usuarios. En cualquier caso es un logro que, por fundamental, resulta imprescindible.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/noticias/autovias/20150103213500336163.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)