Imprimir

Autovías para aburrirse

Manuel López Castro |

El Progreso de Lugo | 19 de agosto de 2016

CIERTO es que las autopistas/autovías aportaron comodidad, rapidez, seguridad y todas las peculiaridades que se les ocurran, pero no consiguen que olvidemos del todo (quizá no convenga generalizar) las decrépitas y achacosas carreteras de antaño, en las que se conciliaban el cabreo, el desasosiego y el peligro, pero también, en sentido positivo, la variedad del paisaje, del paisanaje y la ebullición urbana. Estarán de acuerdo que todas las autovías/autopistas son igual de… aburridas como dos gotas de agua, lo mismo que sus áreas de servicio, donde la diferencia se centra en la alzada o el color del cabello de los operaros que las atienden. El mayor déficit se acusa, como muy bien apuntaba Caius Apicios en uno de sus amenos artículos en este periódico, en la gastronomía. La creación de autopistas y vías rápidas echó por tierra el encanto y la riqueza gastronómica en el itinerario de los viales de siempre, en restaurantes que ahora quedan fuera, en núcleos apartados de la ruta. Para degustarla no queda más remedio que salir a los pueblos, pero ya sin la indicación de los establecimientos que servían de reclamo al buen menú y mejor apetito. No es lo mismo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/manuel-lopez-castro/autovias-para-aburrirse/20160819121446478980.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)