Imprimir

Apariencias

Nacho Fouz |

El Progreso de Lugo | 14 de Marzo de 2017

ACABA DE saltar la noticia de que Michael Karboc, un anciano carpintero de Minnesota, de 98 años, fue identificado por las autoridades polacas como un terrible comandante nazi. Presuntamente es responsable de matar sin escrúpulos a hombres, mujeres y niños y arrasar poblaciones enteras durante la ocupación alemana de Polonia en la II Guerra Mundial. Se había ganado el atroz sobrenombre de la bestia de Chlaniów. De confirmarse la evidencia... ¿Quién lo diría?, pensarán sus vecinos, sus amigos e incluso su propia familia. Se puede convivir con un monstruo, e incluso amarlo, sin percatarnos de ello. Ya me lo advertía mi madre de pequeñito: «Las apariencias... engañan, hijo; no te quedes nunca con lo superficial de las personas. El interior es lo que de verdad importa».El exSchutzstaffel (SS) Karboc probablemente haya vivido de prestado, ya que no se hubiese librado de la horca en los Juicios de Núremberg, pero vivió. Su condena ahora tendrá que ser en el más allá, si lo hubiere. En lo que le queda acá recibirá sin duda el desprecio del mundo entero. Pensemos en cómo se sentirá su familia, si era ignorante. Reflexionemos sobre... las apariencias.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/nacho-fouz/apariencias/20170314174209480699.html


© 2019 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)