Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

Sin proyectos de ciudad

La crisis dejó aparcadas obras como la Ronda Este, que cerraría el anillo viario de Lugo

Tramo de la Ronda Este en funcionamiento desde 2009. AEP
Tramo de la Ronda Este en funcionamiento desde 2009. AEP

LA CRISIS y los ajustes implantados en el gasto público para salvar a la banca y contener la deuda no solo paralizaron o ralentizaron algunos de los grandes proyectos de infraestructuras en España, como nuevas autovías o líneas de Ave. También condicionaron el desarrollo de las ciudades donde estaban programadas inversiones estatales o autonómicas, mientras en paralelo los ayuntamientos quedaban maniatados con la reforma local.

En Lugo tenemos varios ejemplos de cómo el cierre del grifo de la inversión pública impidió desarrollar esas obras que conforman un proyecto de ciudad, aunque la cancelación del último tramo de Ronda Este para completar el anillo de circunvalación es una buena prueba de cómo se dejó incompleta la vertebración urbana.

El único tramo de Ronda Este existente se abrió en 2009, meses antes de ponerse en marcha el Hospital Lucus Augusti, con el compromiso del entonces conselleiro de Infraestruturas, Agustín Hernández, de darle continuidad entre la carretera de A Fonsagrada y A Tolda. De esta forma, se crearía alrededor de Lugo una gran circunvalación junto con la Ronda Norte y la N-VI que evitaría tener que atravesar la ciudad para ir de norte a sur o de este a oeste. El elevado coste de una obra de esta envergadura y la descoordinada protesta por parte del gobierno y la oposición municipal para que la Xunta cumpliese su promesa dejó en el aire el proyecto mientras se acrecentaba un problema de movilidad en los barrios de Fontiñas y A Estación, hacia donde se canalizó gran parte del tráfico hacia el Hula.

En las últimas semanas se lanzaron desde los grupos de la oposición varias ideas de futuro para la ciudad, todas ellas vinculadas a importantes inversiones, como el soterramiento de la N-VI en A Cheda para crear un corredor verde hacia Miño, la construcción de un vía alternativa para acceder al puente de Paradai desde la paupérrima entrada de A Fervedoira o la construcción de un párking en la ladera de Fontiñas, con un vial interior para conectar la avenida con el paseo del Rato. Son iniciativas aún verdes porque salen de despachos políticos y carecen todavía del aval de los técnicos. Sin embargo, en los cajones de la administración siguen enterrados proyectos ya trazados en el PXOM y que solo precisan del compromiso inversor, en el caso de la Ronda Este de la Xunta.

El discurso victimista del gobierno local de los últimos años, en los que reclamaba  al Gobierno gallego, a sabiendas de que todo no era posible, esta circunvalación, el auditorio, el plan Paradai, tecnología médica para el Hula, nuevos usos para el antiguo Xeral o el museo de la romanización, convirtieron la demanda de la Ronda Este en papel mojado y condenaron a los barrios que se beneficiarían de la infraestructura a convivir con los atascos de tráfico.

La proximidad de los comicios locales podría rescatar el proyecto del olvido, aunque para que sea viable se necesita que haya consenso sobre si es o no una prioridad. 

Casado, el favorito en Lugo
Pablo Casado ganó las primarias del PP en la capital lucense, mientras en la provincia se impuso Dolores de Cospedal. La secretaria general del partido quedará sin embargo fuera de la segunda vuelta que le enfrentaría a la ganadora de estos comicios, Soraya Sáenz de Santamaría, a quien los militantes lucenses parece que non ven como la mejor candidata a disputarle la presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez.

A Tinería, un doble riesgo
Los emprendedores que se decidan a optar por uno de los nueve bajos con alquiler subvencionado que ofrece el Concello se enfrentan a un doble riesgo: poner en marcha un negocio en una zona que aún sufre el problema de la prostitución callejera y perder la inversión realizada para reformar el local a los cuatro años una vez finalice el contrato. Da la impresión que de momento la única que ha hecho negocio es la Xunta.

Relevo sin imágenes
Isabel Rodríguez López se convirtió esta semana en la primera subdelegada del Gobierno en Galicia. Supone un nuevo reto para esta médico monfortina que llevaba once años de concejala en el gobierno local de Viveiro y que a partir de ahora residirá en Lugo. No hubo imagen conjunta de traspaso de poderes con el anterior subdelegado, quizá por el hecho de que más que un relevo, lo que hubo fue un desahucio.
 

Sin proyectos de ciudad
Comentarios