Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

El jardín de la mano dura

La alcaldesa recupera una ordenanza cívica con multas polémicas de la que Orozco desistió

La ordenanza considera muy grave ofrecer sexo a cambio de dinero cerca de colegios. EP
La ordenanza considera muy grave ofrecer sexo a cambio de dinero cerca de colegios. EP

CUALQUIER NORMA que se diseñe con el ánimo de multar conductas agresivas o consideradas socialmente como mala educación recibirá el aplauso de quienes apuestan por la mano dura y el abucheo de los que prefieren la labor de concienciación.

Se vio con la llamada Ley Mordaza que aprobó el PP en solitario en el Congreso y que pretende ser derogada por las formaciones de izquierdas, entre ellas el PSOE, y se está viviendo ahora en Lugo con la ordenanza cívica que en su día intentó aprobar el gobierno de José López Orozco y que ahora recupera el de Lara Méndez.

El documento empieza a tener las mismas voces críticas que surgieron en el año 2010, cuando fue presentado el primer borrador y que, después de reuniones y amenazas de protestas, acabó en el cajón de los proyectos fallidos.

La alcaldesa, que tiene pendiente de aprobar otras ordenanzas quizá más necesarias como la de contaminación acústica, decidió sin embargo adentrarse en un jardín del que solo se sale de espantada y encargó a un mando policial la elaboración de una normativa que, pese a buscar la convivencia ciudadana, puede acabar desatando el enfrentamiento.

Los puntos polémicos y a la vez anecdóticos del texto, como los que apuestan por multar conductas tan populares como a veces molestas -hacer una barbacoa en una terraza, poner la lavadora de madrugada o dormir a pierna suelta en el banco de un parque-, han llevado a varios colectivos y partidos de izquierda a constituir una plataforma contra la "mordaza" que dicen que pretende esta normativa.

El problema para Lara Méndez es que, a falta de un año para la cita electoral en la que debe refrendar un cargo al que accedió tras la renuncia del cabeza de lista y el apoyo de Lugonovo y BNG, una polémica en la que queden en entredicho sus principios socialistas puede que no le ayude a atraer el voto de izquierda que en su día huyó de la perpetuación de Orozco, mientras el voto de centro-derecha seguirá siendo repartido entre PP y Ciudadanos.

Estos dos últimos grupos no han puesto muchas objeciones al proyecto de ordenanza y, si cabe, en el PP aún piden ir más allá y perseguir también a quienes colaboren con los gorrillas, los pedigüeños o los manteros, así como obligar a los que hacen pintadas a limpiar la zona afectada.

Mientras, Ciudadanos se para algo más y aboga por pulir algunos aspectos confusos del borrador, así como otros que podrían rayar con los derechos constitucionales.

Lugonovo, que aún no entró en la plataforma antimordaza aunque seguramente acabará siendo arrastrado hacia ella, se limitó a exigir su retirada, mientras las asociaciones vecinales y empresariales que pedían un instrumento legal de este tipo dicen estar estudiando aún el texto. Veremos hasta dónde sube el nivel de ruido de esta ordenanza, aunque si llega a la distorsión, seguramente alguien del gobierno mande desenchufar.

Foro Lugo dice no al PP
El presidente de Foro Lugo Independiente, Ildefonso Saavedra, anuncia que su formación no se integrará en el PP por la "falta de seriedad" de sus dirigentes, que no han respondido a su oferta para que sus miembros vuelvan a las filas populares, de las que salieron por discrepancias con Jaime Castiñeira. Saavedra reconoció que también hablaron con Cs, aunque puede que al final concurran en solitario a las elecciones.

Guerra de banderas
Lugo puede vivir el próximo 26 de mayo una guerra de banderas, no tan enconada como la protagonizada por independentistas y constitucionalistas en Cataluña, pero sí llamativa para una ciudad tranquila como la lucense. El motivo de la disputa va a ser la jura de bandera civil organizada por la Subdelegación del Gobierno y que parece que va a movilizar a organizaciones nacionalistas e independentistas gallegas.

Portomeñe, el valorado
Algunas encuestas que circulan por los partidos colocan a Carlos Portomeñe entre los políticos más valorados del Concello. El portavoz de Ace-EU irrumpió hace tres años casi por sorpresa en el Concello y, aunque no se prodiga en comparecencias públicas, sí prepara a conciencia los plenos. Casi ya descartada en Lugo una única marea, el probable apoyo de Podemos podría reforzar su candidatura en los próximos comicios.
 

El jardín de la mano dura
Comentarios