martes. 22.06.2021 |
El tiempo
martes. 22.06.2021
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

¿Preparados para la fiesta?

El Arde Lucus "de transición" dará la pauta para saber si Lugo tiene inmunidad de rebaño
Desfile de castrexos durante el limitado Arde Lucus de 2020. VICTORIA RODRÍGUEZ
Desfile de castrexos durante el limitado Arde Lucus de 2020. VICTORIA RODRÍGUEZ

LA ORGANIZACIÓN de cada actividad cultural o lúdica en la ciudad en los últimos meses ha estado marcada por las restricciones de aforo establecidas por la Xunta a raíz de la pandemia. Además, el celo puesto por el comité científico y la Consellería de Sanidade para evitar la propagación del virus, que contrastó con la flexibilidad de otras comunidades como Madrid, ha dejado imágenes desangeladas de conciertos, obras de teatro o citas deportivas. 

Sin embargo, la progresiva inmunización de la población y la caída de los índices de contagios parece habernos situado en una situación similar a la que se contemplaba el verano pasado, cuando se abrió la mano para no dinamitar por completo el sector turístico. Aun así, las grandes citas festivas se fueron cayendo en cadena y Lugo se trató de mantener la llama viva con un Arde Lucus limitado, conciertos con aforo en San Froilán, sucedáneos de cabalgatas o carnavales con toque de queda. 

Pero ahora que seguimos la cuenta atrás para la inmunidad de rebaño —que el presidente Pedro Sánchez sitúa en el 18 de agosto—, en Lugo se ha decidido hacer el primer test de nueva normalidad con la celebración de un Arde Lucus "de transición", como lo definió el concejal de juventud, Mauricio Repetto, en la presentación de la edición de este año, para la que también tenemos countdown —faltan 17 días—.

El programa previsto no contempla actos callejeros como los desfiles multitudinarios o los grandes espectáculos como el circo romano en la explanada del Pabellón Municipal donde, aunque podría controlarse el aforo en las gradas, resultaría difícil impedir que se concentrase público para verlo desde las cuestas de Parque. Aun así, ese recinto será escenario de tres conciertos con entrada limitada, aunque no son artistas de renombre. 

La intención del Concello es que la actividad durante el fin de semana se concentre en los campamentos de las asociaciones del Arde Lucus, donde habrá control de aforo e incluso se impedirá que haya servicio de bar para los socios dentro de recintos, como solía haber antes de la pandemia. Además, el macelum se reubicará en el parque Rosalía de Castro para evitar concentraciones de público en la Praza Maior. 

Pero como quiera que el éxito de la fiesta romano-castrexa llegó por la implicación de los lucenses en ella, lo que parece más difícil de limitar es que las calles vuelvan a llenarse durante los tres días de familias y grupos de amigos ataviados de época y con ganas de pasarlo bien después de quince meses de restricciones y miedo a contraer un enfermedad que ha dejado en el camino a tantas personas. 

Y aunque pueda haber imágenes que recuerden a las celebraciones en la Puerta del Sol por el fin del toque de queda, la mayoría de los lucenses serán capaces de mantener las medidas de seguridad para que el test del Arde Lucus sirva para afrontar con optimismo futuras citas festivas.

Dos citas festivas más 

Antes del Arde Lucus, la ciudad vivirá durante los dos próximos fines de semana dos citas tradicionales en el calendario festivo, el Domingo de Corpus y la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia, que el pasado año también estuvieron marcadas por las restricciones sanitarias. Sin embargo, este año el Obispado de Lugo todavía no confirmó si las celebraciones religiosas incluirán procesiones, que el pasado año se evitaron. 

Aforos completos 

El problema de los eventos culturales que se están organizando en Lugo es la limitación de los aforos, que provoca que resulte complicado hacerse con entradas si se deja para última hora. Desde este fin de semana se han ampliado las limitaciones para grupos en los exteriores, pero los aforos de espectáculos siguen igual y cuando actúa en la ciudad un artista relevante, como ocurrió en la Semana de Corpus, los tiques vuelan. 

Más policías locales 

La Policía Local incorporó esta semana a 16 nuevos agentes, por lo que la plantilla pasa a estar formada por 125 efectivos, una cifra que está aún lejos del ratio de 1,8 policías locales por cada mil habitantes que recomienda la ley gallega que rige este cuerpo. Además, los nuevos agentes aún deberán completar su formación en la Academia Galega de Seguridade antes de iniciar sus prácticas en la capital lucense.

¿Preparados para la fiesta?
Comentarios