lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

Pax romana en el PP de Lugo

Elena Candia consigue desactivar una candidatura de Balseiro, que será su número dos
Elena Candia presenta los avales a su candidatura. VICTORIA RODRÍGUEZ
Elena Candia presenta los avales a su candidatura. VICTORIA RODRÍGUEZ

EL PP DE LUGO podrá celebrar finalmente el congreso de septiembre sin tensiones y envuelto en un halo de unidad, como siempre les ha gustado mostrar a los populares. A diferencia de lo ocurrido hace cuatro años, cuando dos sectores liderados por Raquel Arias y Elena Candia se enfrentaron en unas elecciones primarias de las que salió vencedora la entonces alcaldesa de Mondoñedo, en esta ocasión las tensiones no se han llegado a exteriorizar y la discreción con la que se llevaron las negociaciones ha conseguido que se firme la pax romana que tanto deseaba la dirección del PPdeG.

José Manuel Balseiro, a quien se le había encargado desde Santiago la coordinación de la campaña electoral autonómica en la que el PP de Lugo obtuvo el ansiado noveno diputado, tanteó en los últimos meses la posibilidad de optar a la presidencia del PP de Lugo manteniendo reuniones con alcaldes y portavoces municipales. El movimiento por parte del exdelegado de la Xunta y ahora diputado en el Parlamento de Galicia habría causado inquietud en la actual presidenta del partido, quien daba por hecho que no tendría rivales de cara a la reelección en el cargo, teniendo en cuenta los resultados de las elecciones gallegas.

La mediación entre las partes de algunos pesos pesados del partido en Galicia y la aceptación por parte de Candia de dar más protagonismo a un Balseiro que perdió visibilidad tras dejar la delegación de la Xunta fueron finalmente decisivos para que el político mariñano se echase a un lado y permitiese que la presidenta del PP lucense fuese proclamada como candidata única. Elena Candia, que llegó a testar entre diferentes cargos del partido qué les parecería que Balseiro fuese número dos del PP de Lugo, tendrá ahora que decidir qué cargo le reserva en el futuro comité ejecutivo, aunque todo parece indicar que relevará a Juan Carlos Armesto como secretario general.

Para el núcleo duro de la directiva que acompañará a la futura presidenta del partido también suena el alcalde de Friol, José Ángel Santos, quien hace unos meses protagonizó una inusual polémica con el conselleiro de Medio Rural, el ourensano José González, a quien llegó a comparar con la pandemia a cuenta de lo que consideraba una discriminación por parte de este departamento hacia pequeños concellos como el friolense. Era la segunda vez que Santos criticaba públicamente a un conselleiro, ya que en 2018 había pedido la dimisión del ferrolano José Manuel Rey, y su salida de tono, afeada por el propio Feijóo, no parece haber afectado a su papel dentro del partido, ya que acaba de ser elegido como miembro de la dirección del PPdeG.

El resto de la candidatura que liderará Candia también deberá de integrar al sector que se había posicionado con Balseiro y reforzar el papel no solo de los alcaldes asentados como Santos, sino también de aquellos portavoces municipales que deben ayudar al PP a ese objetivo de reconquistar el gobierno de la Diputación.

Carballo ante el dilema
Otro de los objetivos que marca Elena Candia para el PP de Lugo de cara a los próximos años es conseguir la alcaldía de Lugo, tras seis mandatos en manos de socialistas. Está por ver si Ramón Carballo optará por darse una segunda oportunidad, como en su día tuvo Jaime Castiñeira, o si cede el testigo a un nuevo valor del partido en la ciudad. En ese caso, Antonio Ameijide y Javier Arias parecen los mejor colocados para sucederle.

Los votos de la Diputación
Las cuentas del PP para obtener la mayoría absoluta en la Diputación pasarían por ganar votos en partidos judiciales clave como Lugo o A Montaña. En la capital, el desgaste del bipartito y la incógnita de Cs podrían ayudarle a obtener ese diputado provincial decisivo, mientras que en A Montaña, la tarea parece más complicada tras cerrar el PSOE la crisis en A Fonsagrada y estar consolidado en Piquín, Negueira y Navia.

La implicación de Feijóo
La "reactivación local" fue el objetivo marcado por Feijóo cuando se presentó a la reelección al frente del PPdeG. Porque si es él quien encabeza el cartel electoral, el voto urbano no se le resiste, pero los problemas del PP llegan cuando compite por las alcaldías. Por ello ahora el líder popular parece decidido a implicarse para que su partido gobierne las ciudades y quizá proponga una renovación de caras para lograrlo.

Pax romana en el PP de Lugo
Comentarios