sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

La pax romana de Feijóo

El presidente de la Xunta tiende la mano a la alcaldesa de cara a una etapa de colaboración
Feijóo escucha a Méndez. PEPE FERRÍN (AGN)
Feijóo escucha a Méndez. PEPE FERRÍN (AGN)

LA PRIMERA reunión del nuevo mandato en la Xunta del presidente Alberto Núñez Feijóo con la alcaldesa Lara Méndez sirvió para enterrar momentáneamente el hacha de guerra que en los últimos años caracterizó la relación entre las instituciones autonómica y local.

Aunque ya se sabe que los armisticios pueden durar lo que tarden en convocarse elecciones, en este caso la buena voluntad mostrada por ambas partes puede traer consigo el desbloqueo de algunas cuestiones enquistadas en la ciudad y que suelen servir a unos y otros para lanzarse fogonazos a través de los medios de comunicación.

La sensación de pax romana llega además tras una rotunda victoria del ‘emperador’ de Os Peares quien, una vez demostró su capacidad para llenar urnas de votos hasta en los territorios más hostiles, da la impresión de que en el que podría ser su último mandato en la Xunta busca, como los reelegidos presidentes americanos, trabajar en los cuatro años que le quedan por dejar legado y poso de estadista.

De las dos horas de conversación entre ambos políticos, la idea que trascendió es que el cambio de talante en la delegación de la Xunta podría también trasladarse a las consellerías, algunas de las cuales no tardan ni medio minuto en responder al Concello cuando se tratan temas espinosos para con ello, generalmente, avivar el fuego del desencuentro.

De hecho, uno de los asuntos en los que parecía que la Xunta estaba enrocado en el no, como es el proyecto de museo de la romanización en San Fernando, podría volver a entrar en la agenda de la Consellería de Cultura, que renunciaría así a la última propuesta de crear un parador de turismo.

La colaboración entre instituciones también pasaría por el apoyo del Gobierno gallego a los planes del Concello para atraer inversión a Lugo, tanto con la puesta a disposición de fondos para financiar proyectos innovadores, como con la agilización de la creación de nuevo suelo empresarial en As Gándaras.

Además, Feijóo también se comprometió a estudiar algunas reivindicaciones de barrios como el Sagrado Corazón, que tras ver cómo avanza el nuevo colegio, también quiere contar un centro de salud digno. Mientras , en relación a las infraestructuras de mayor coste y que afectan a la movilidad de la ciudad, como es la ronda este, el presidente se comprometió a incluir partidas en el próximo Orzamento para poder iniciar esta obra.

Finalmente, ambos mandatarios se conjuraron para trabajar por el objetivo de que Lugo no quede descolgada de la alta velocidad ferroviaria, sobre todo porque en 2021 ya podría ser una realidad la unión por Ave de Galicia y Madrid. Eso sí, el mejor ejemplo de que este protocolo de intenciones es real sería ver zanjados los flecos del proyecto de estación intermodal, donde ahora hay discrepancias por el párking.

En resumen, buenas palabras y mejores intenciones. A ver lo que dura la pax.


La Ora no volverá

El teniente de alcalde Rubén Arroxo parece que dejó claro esta semana durante el foro sobre movilidad convocado por el Grupo El Progreso que el sistema de control de aparcamiento Ora, desmantelado por la alcaldesa a las pocas semanas de tomar posesión en 2015, no volverá tal y como lo conocimos, aunque no descarta la puesta en marcha de un sistema de rotación, aunque seguramente sin concesionarias de por medio.


Autocine profiláctico

En tiempos de crisis dicen que es cuando surgen las mejores ideas y una de ellas parece que ha sido la programación de varias sesiones de autocine, una costumbre arraigada en la cultura americana que el covid-19 rescató por su profilaxis. La concejalía de cultura y la Diputación impulsaron esta iniciativa e incluso la selección de películas fue por votación popular, evitando así antojos o filias del programador de turno.


Gobierno sin caballeristas

Lara Méndez no hizo concesiones a la dirección del PSdeG al conformar la lista de las elecciones municipales y ello le sirvió para evitarse incómodos compañeros de equipo como la que parece tenía la alcaldesa de A Coruña, que acaba de relevar del gobierno a la responsable local del partido, afín a Gonzalo Caballero. Es más, Méndez mantiene como peso pesado de su gobierno a un declarado anticaballerista, Álvaro Santos.

La pax romana de Feijóo
Comentarios