miércoles. 03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

¿Otra urbanización parada?

Esta nueva crisis podría sumar el barrio verde a otros proyectos fallidos como Sanfiz y Abella

LUGO TIENE en proyecto un barrio verde o multiecológico impulsado por el Concello y financiado con fondos europeos que en condiciones normales podría ser una alternativa para el desarrollo de una de las zonas de la ciudad más dinámicas en cuanto a actividad económica. Ubicado a medio camino entre los polígonos industriales más grandes y la trama urbana, A Garaballa tiene ya su propio diseño virtual, con edificios en madera y espacios abiertos al lado de un humedal y un futuro bosque de especies frondosas.

Suena todo tan bien que el proyecto está recibiendo menciones destacadas en foros o publicaciones donde se presenta, tantas como tuvo en su día en el mundo de la arquitectura el edificio del MIHL, cuya rentabilidad sigue sin demostrarse una década después de haber sido inaugurado.

¿Pero cuál puede ser el principal obstáculo del barrio verde de Lugo? Pues sin duda las actual crisis sanitaria y la económica que ya está azotando sobre todo a los sectores más vulnerables y que va a continuar seguramente a lo largo de la década. Porque, o bien son las administraciones las que se deciden a convertir ese barrio en viviendas sociales o la imagen de la zona urbanizada y preparada para que intervenga la iniciativa privada puede ser comparable en los próximos años a la que podemos ver ahora en urbanizaciones fallidas como las de Sanfiz o Abella, donde los solares vacíos en manos de bancos rescatados se intercala con zonas de juegos infantiles ajadas por el sol y edificios públicos aportando mínima actividad. De hecho, si una función cumplen estos barrios nuevos es la de espacios abiertos para el paseo vespertino, pudiendo mantenerse las distancias de seguridad, o como aparcamientos disuasorios.

Es cierto que en los últimos años las grúas de obra comenzaron a florecer por diferentes puntos de la ciudad, aunque los promotores siguen aprovechando los solares libres más próximos al centro de la ciudad, porque pese al distanciamiento social que nos está dejando el covid-19, la tendencia de la población, al menos en las ciudades, es a vivir en el meollo.

Además del llamado barrio multiecológico, en Lugo también se están desarrollando urbanizaciones por iniciativa privada, como la que se ejecuta en As Saamasas y otras que se proyectan en el entorno de la N-VI, que también tendrán el mismo condicionante de la crisis económica en la que ya estamos inmersos.

Por otra parte, si miramos la estadística nos encontramos con que Lugo es una de las ciudades gallegas con más viviendas vacías, el 20% del total, por lo que hay colchón para asumir la demanda actual. De hecho, para que se registre un nivel de actividad de nuevas promociones como el que se registró en la primera década del siglo se tendría que dar un coyuntura de crecimiento económico que ahora ni se atisba, un movimiento de población hacia las ciudades que no se augura y un fenómeno especulativo de los precios que no se desea.

El año del Dusi

El barrio multiecológico es un proyecto heredado del anterior regidor y que la alcaldesa no quiso aparcar, aunque su gran objetivo ahora es dar sentido a otro proyecto de su gobierno que también captó fondos europeos, la estrategia Dusi. Lara Méndez augura que este será el año del Dusi, donde ya están en marcha las obras de la pasarela de la N-VI y el lunes arrancan las del carril bici. Esperemos que así sea.

Plazos para un cierre

La sentencia que obliga al cierre de la gasolinera de Carrefour genera discrepancias sobre si el Concello debe iniciar ya las medidas coercitivas para obligar al desmantelamiento o si hay un intento de dilatar plazos para ganar tiempo. En todo caso, el demandante considera que ahora mismo hay un funcionamiento de una instalación sin licencia, por lo que podría tratarse ya de una cuestión de seguridad.

A Tinería, proyecto oficial

El resurgimiento de A Tinería no sería posible sin la inyección de más de 20 millones de euros por la Xunta para la rehabilitación de casas que la iniciativa privada no ejecutaría. Aunque queda mucho por hacer y el BNG incluso incluye este asunto en las enmiendas a los Orzamentos autonómicos de 2021, el ejemplo de A Tinería podría ser usado en el barrio multiecológico para que no sea solo un proyecto premiado y virtual.

¿Otra urbanización parada?
Comentarios