sábado. 15.05.2021 |
El tiempo
sábado. 15.05.2021
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

Marejada en el PSOE lucense

Las revelaciones de Couto y el ataque de Santos a Tomé muestran las tensiones en el partido
Gonzalo Caballero observa los daños provocados por el fuego en O Ceao. XESÚS PONTE
Caballero visitó el viernes la zona cero del incendio y Santos evitó acompañarle. XESÚS PONTE

Que el PSOE lucense vive desde hace años en un mar bravo es sabido, aunque la resaca de la marea a veces solo se percibe dentro del agua. Sin embargo, en ocasiones surgen tempestades que hacen incontenible cualquier intento de los patrones de guiar los barcos. 

El ajuste de cuentas que esta semana afloró entre dos clanes en Lugo a la puerta de un colegio también tuvo su reflejo político entre las familias socialistas conocidas, el besteirismo y el caballerismo. El concejal lucense Álvaro Santos, en su día mano derecha de uno de los patriarcas, aprovechó el desafortunado comentario del presidente de la Diputación, José Tomé, ungido en su día por el líder del PSdeG, para atacarle sin miramientos y de paso hacer saber que ni olvida ni perdona a quienes colaboraron para enviarle a la nevera del Concello. 

Mientras, otro socialista escaldado, el exconcejal Miguel Couto, cerraba la semana de tempestades con una confesión sobre las causas de su salida del gobierno local que certifican las tensiones vividas en los últimos meses con la alcaldesa Lara Méndez a cuenta del nombramiento de los jefes de servicio de urbanismo. Además, el exedil dibuja una situación crítica en un área fundamental para el desarrollo de la ciudad, sobre todo porque augura que los problemas seguirán enquistados al continuar al frente de las jefaturas los mismos funcionarios que ocupaban temporalmente los cargos. 

Álvaro Santos, que asume precisamente desde esta semana las competencias que deja Couto, será quien deba patronear ese barco y, aunque en principio tendrá vía libre para trabajar, su predecesor admite en la entrevista que quien manda son los funcionarios y el concejal se limita a firmar. 

Quizá por ello al friolense lo que le tocará será el difícil papel de dar la cara ante empresarios, promotores, arquitectos o ingenieros cuando se quejen de los problemas para obtener licencias para sus proyectos. Y mientras, cuando surja la ocasión, asestar un mordisco al miembro del otro clan que se salte el protocolo. 

Y en medio de esta mar revuelta, Lara Méndez ha tratado de dar un golpe de timón con una reorganización del equipo socialista en el gobierno local en el que ganan peso las mujeres con la entrada de Silvia Alonso. La regidora, que había tenido manos libres para la confección de la candidatura, buscará volver a compactar un gobierno en el que en principio todos eran del mismo clan, por lo que de aquí a final de mandato no tendría por qué haber discrepancias internas. Otra cuestión es la relación con otras entidades, aunque sean afines, como el gobierno provincial o la Confederación Hidrográfica, donde sus máximos dirigentes son enemigos declarados de Santos, por lo que no se pueden descartar nuevas refriegas entre familias. 

De momento, el nuevo concejal de urbanismo evita el choque y quizá por ello optó por no acompañar a Gonzalo Caballero a la visita a la zona cero del incendio de O Ceao. Aún hay brasas ardiendo.


Servicios sociales sin jefe

Otra concejalía que se quedó esta semana sin jefe de servicio fue bienestar social. El PP insinuó que había discrepancias con la edil, aunque el funcionario alegó motivos personales. Lo cierto es que en este área hay una gran carga de trabajo por la pandemia que derivó en varias bajas y CC.OO. pidió que el Servizo de Prevención e Saúde Laboral evalúe los "riscos psicosociais de cada posto de traballo nos servizos sociais".


Votos del medio rural

Uno de los concejales que asumió esta semana nuevas competencias es el portavoz socialista Miguel Fernández, que llevará medio ambiente pero mantiene zona rural, un granero de votos que el PSOE no quiere descuidar. Todo lo contrario que el BNG, que por aquello de no mover marcos de las competencias deja ese terreno libre, algo que no hacen por cierto otros alcaldes nacionalistas como los de Pontevedra o Ribadeo.


Dinero fresco para invertir

El pleno municipal extraordinario de esta semana mostró la unanimidad de los grupos cuando se trata de sacar adelante asuntos importantes, como una modificación de crédito para poder ampliar ayudas a empresas por la pandemia o financiar nuevos proyectos. La disponibilidad presupuestaria es una ventaja para el gobierno local en este mandato y lejos parecen quedar ya los problemas vividos en el anterior.

Marejada en el PSOE lucense