sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

El Concello mira a noviembre

El bipartito local se pone las pilas para impulsar proyectos parados y buscar rédito electoral
 
Visita a las obras en San Eufrasio. XESÚS PONTE
Visita a las obras en San Eufrasio. XESÚS PONTE

FUE ANUNCIAR la Casa Real que estábamos abocados a volver a pasar por las urnas en noviembre y ver cómo los políticos comenzaban a desempolvar proyectos parados con los que aderezar una nueva campaña electoral.

El viaje del ministro Ábalos en un tren de pruebas por el nuevo trazado de Ave entre Zamora y Galicia supuso el banderazo de salida a una carrera de anuncios para tratar de convencer a los votantes de que están en buenas manos, ya sean gobiernos centrales, autonómicos o locales. En Lugo no han querido ser menos los nuevos socios del Concello y, después de unos meses en los que licitaron varias obras que estaban en la lista de asuntos atascados, la vorágine electoral ha provocado que, de la noche a la mañana, se vayan a habilitar 10,5 millones de euros de presupuesto para inversiones con el objetivo de gastarlos de aquí a final de año.

Así, de la parálisis provocada por la falta de consenso para aprobar un presupuesto municipal para este año, pasaremos a una frenética carrera por empezar obras como la peatonalización de la calle Quiroga Balleteros, que tenía todos los permisos y llegó a aparecer también en las cuentas, pero que el gobierno local no se decidía a impulsar.

El Concello también quiere atajar en estos meses el problema generado por no haberse preocupado en cuatro años del mantenimiento de la señalización horizontal de las calles, lo que provoca que haya pasos de peatones casi invisibles o líneas continuas imaginarias.

Son solo dos ejemplos de una serie de obras con las que se pretende dar una nueva imagen de actividad en una ciudad que en la última década estuvo desasistida primero por la crisis y los recortes impuestos por el Gobierno central y luego por la falta de acuerdo para aprobar presupuestos o la diligencia a la hora ejecutar las inversiones cuando sí las había.

El exalcalde Orozco admitía hace unos días en una entrevista en este periódico que ve la ciudad "un poco parada", algo de lo que no solo se debe culpar al Concello, también a una Xunta de Galicia que esperó años para inyectar el dinero necesario para poner en marcha los proyectos prometidos, como los del viejo hospital Xeral, o al Gobierno central, que durante años dejó en vía muerta el proyecto de estación intermodal.

En el caso de la Xunta, parece que por fin hay interés en reactivar los proyectos pendientes, aunque la deuda contraída por el Estado con Galicia podría afectar a las inversiones el próximo año, mientras que da la impresión de que por fin el Ministerio de Fomento y Adif están decididos a modernizar el tren en Lugo coincidiendo con la llegada del Ave a Galicia o a arreglar problemas como la niebla en O Fiouco.

Ahora bien, no debemos olvidar que los anuncios de los políticos se realizan en plena precampaña de las generales y que a la vuelta de la esquina hay unas autonómicas. Así que pongamos las promesas en cuarentena y ya veremos lo que pasa.

Caballero mira hacia Lugo

El líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, quiso abrir la precampaña de las generales con una visita a Lugo, donde fue recibido en la Diputación. El socialista sabe además que la provincia lucense es clave en su objetivo de tratar de ser presidente de la Xunta en 2020 y por ello volverá a menudo por aquí.

Fotos con fecha límite

Mientras no se convoquen las elecciones, los políticos tienen vía libre para inaugurar, visitar o poner la primera piedra de cuanta obra financien las administraciones que dirigen. Una vez salga el anuncio en el BOE tendrán que cuidar dónde se hacen fotos para evitar multas de la junta electoral.

Cambio de candidatos

PP y PSOE seguramente no cambiarán a sus candidatos en las generales por Lugo, aunque es posible que en el resto de formaciones haya movimientos. El más probable es en el BNG, dado que la que fue cabeza de lista al Congreso, Maite Ferreiro, es ahora la vicepresidenta de la Diputación.

El Concello mira a noviembre
Comentarios