jueves. 09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

Ciudadanos: el yin y el yang

Olga Louzao y Jesús Expósito tanto llevan iniciativas curiosas al pleno como lían el follón
 

Olga Louzao. PEPE TEJERO
Olga Louzao. PEPE TEJERO

OLGA LOUZAO y Jesús Expósito debutaron en 2015 en política de la mano de Ciudadanos aunque bien podrían haber accedido bajo el paraguas de los dos grandes partidos estatales. La diferencia es que la irrupción en la escena municipal de una fuerza emergente que buscaba caras nuevas y candidatos sin mochilas ideológicas les dio la oportunidad de aspirar a puestos de salida en las listas.

Además, Olga Louzao era inicialmente la única alcaldable de aquellos comicios que derivarían en un mandato marcado por las mujeres, con la primera regidora de la ciudad y una mayoría femenina en la corporación en la actualidad, con 14 concejalas para un total de 25 escaños. Le acompañaba en el número dos Jesús Expósito, un funcionario del Concello que llegó a presidir la junta de personal y que acabó enfrentado con algunos de sus compañeros de sindicato.

Tras una campaña a las carreras, la marca Ciudadanos y el desencanto de parte del electorado de PP y PSOE les dieron la oportunidad de debutar en un cargo público y, tras una primera etapa marcada por la bisoñez propia de la inexperiencia, comenzaron a marcar un estilo propio que les ha caracterizado hasta ahora, en el que han intercalado propuestas plenarias curiosas con agrias polémicas con otros ediles.

Aun así, Olga Louzao ha mantenido un perfil más moderado, sobre todo desde su nombramiento como portavoz del partido en Galicia, lo que la convierte en posible candidata a la presidencia de la Xunta, siempre que Albert Rivera no acabe buscando fichajes estrella en las filas populares y socialistas. Mientras, el papel de Jesús Expósito se ha parecido más en los plenos al del personaje de El Follonero, que hizo popular Jordi Évole en el programa de Buenafuente. El tono gamberro con el que a veces interrumpe a otros ediles en las sesiones ha acabado por ser asumido por su compañera de grupo, que ya no pone caras de asombro e incluso ve que ese contrapunto les viene bien para marcar los tiempos del debate.

El problema es que a menudo las intervenciones altisonates han acabado por echar por tierra algunas de las iniciativas o enmiendas que Cs llevó a los plenos y que no lograron obtener el apoyo del resto de grupos. Aun así, en el balance de mociones presentadas durante el mandato destacan las relacionadas con el diseño de la ciudad, como la que proponía la puesta en valor del entorno del Miño y la creación de un parque temático del Arde Lucus junto al puente romano, una idea lanzada antes de haberse conseguido el Edusi. Luego, planteó usar estos fondos europeos para soterrar la N-VI y unir A Cheda con el parque del Miño a través de un pasillo verde.

Cs también apostó por convertir en un colegio el cuartel de San Fernando y hasta ofreció su apoyo a los presupuestos si el gobierno local asumía esa iniciativa. Pero obtuvo apoyos, igual que cuando planteó convertir la carretera vieja de Ombreiro en un circuito ciclista, una propuesta que el resto de grupos tildó de ocurrencia.

Enemigos del lobby vecinal
La Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo es a estas alturas un enemigo irreconciliable de Cs. A los ediles de la formación naranja no les duelen prendas a la hora de atacar al que consideran un lobby vecinal, al que retan a mostrar públicamente a qué destinan las subvenciones que reciben. Incluso ironizan a la hora de lamentarse de no haber recibido invitación para el Día do Veciño, porque así no pudieron rechazarla.

Louzao versus Prieto
Aunque el blanco de los ataques de los grupos de oposición en los plenos suele ser la alcaldesa, la portavoz de Cs se ha caracterizado por los agrios debates con la concejala de economía, Ana Prieto. Louzao, por su parte, también recibe a menudo reproches de compañeras de corporación, sobre todo desde las filas de los grupos de izquierda, a cuenta de las posturas que defiende su partido en temas relacionados con la mujer.

Poner firmes a la Policía
Jesús Expósito, conocedor del funcionamiento del Concello, se afanó en este mandato en instar al gobierno local a poner firmes a la Policía Local y, en especial, a los dirigentes del sindicato CSIF. Criticó la subida salarial que se preveía en la RPT y que derivó en un conflicto entre el personal municipal, aunque es consciente de que la mano dura tampoco le sirvió en su día a Orozco en su relación con este cuerpo.
 

Ciudadanos: el yin y el yang
Comentarios