viernes. 03.04.2020 |
El tiempo
viernes. 03.04.2020
El tiempo

Puede consultar la última entrada en el blog haciendo click aquí.

Disculpen las molestias.

Balances de un mandato (Ace)

Carlos Portomeñez, azote de PSOE y PP por los casos de corrupción, es el agitador del pleno

El portavoz de Ace-Eu, Carlos Portomeñe. SEBAS SENANDE
El portavoz de Ace-Eu, Carlos Portomeñe. SEBAS SENANDE

A FALTA DE DOS MESES para que los lucenses vuelvan a elegir a sus representantes en el Concello toca hacer balance de un mandato marcado por un inesperado cambio en la alcaldía, un gobierno en precario por falta de efectivos y una oposición compuesta por cinco grupos con un amplio arco ideológico que no impidió sin embargo que la mayoría de los acuerdos plenarios fuesen aprobados por unanimidad.

Quizá por ello se hace necesario analizar en esta crónica y sucesivas el papel de cada uno de los grupos municipales, empezando por el que tuvo menos apoyos en las urnas. Alternativa Cidadá de Esquerdas  (Ace) fue la arriesgada apuesta local de Esquerda Unida de Lugo en 2015, cuando decidió desmarcarse de las fuerzas que conformaron en su día Lugonovo al considerarse muy lejanos ideológicamente de algunas de ellas.

Carlos Portomeñe encabezó una candidatura que consiguió movilizar a parte del voto ciudadano cansado del bipartidismo, la crisis y la corrupción. Logró el acta de concejal por un puñado de votos y desde un primer momento dejó claro que iba a mantener en las sesiones plenarias el tono duro contra el PSOE y el PP que usó en la campaña. De hecho, en una corporación con muchos novatos, el político comunista hasta llegó a ejercer en los primeros plenos el papel de agitador del resto de formaciones —debido a que es él quien abre los turnos en los debates de iniciativas plenarias— con vehementes intervenciones que luego eran secundadas por otros ediles.

Su condición de hombre-orquesta en su grupo municipal unipersonal le obligó durante el mandato a centrar su trabajo en un puñado de temas, relacionados sobre todo con el urbanismo y con las torres de O Garañón, la envenenada herencia que tuvo que asumir este gobierno y de la que culpa al principal blanco de sus ataques, el exalcalde José López Orozco.

De hecho, el socialista acabó llevando a Portomeñe a los juzgados acusándole de calumnias en un procedimiento que todavía sigue abierto.

Al margen de las disputas personales con el exregidor, el portavoz de Ace-EU también aprovecha cualquier debate relacionado con la política nacional o autonómica para atacar el bipartidismo PP-PSOE, aunque los populares son los que se llevan los principales dardos, sobre todo a raíz del pacto con Ciudadanos y Vox en Andalucía.

La condena de machismo y la defensa de la mujer también marcaron durante el mandato las propuestas defendidas por este grupo, que prefiere difundir su trabajo a través de las redes sociales.

Pero si hay un tanto que puede anotarse en el mandato Ace-EU es el de haber contribuido a tumbar la polémica ordenanza cívica, dando apoyo a la formación de Lugo sen Mordazas, una plataforma que llegó a asustar al gobierno local por su capacidad de movilización hasta el punto de que devolvió al cajón el borrador de la normativa antes siquiera de empezar a negociarla.

Un grupo muy limitado
Carlos Portomeñe tiene una dedicación parcial al Concello, pero el hecho de que no acuda a algunas comisiones municipales le ha supuesto reproches por parte de otros ediles, que han puesto en duda su capacidad de trabajo. Él se justifica cada vez que alguien saca el tema en los plenos alegando que tiene que conciliar, pero lo cierto es que un grupo con un único concejal tampoco puede rendir como uno con nueve.

Valorado y ¿quemado?
Las encuestas que se han difundido a lo largo del mandato colocaron a Portomeñe entre los políticos más valorados del Concello, pero luego esa puntuación no se traducía en estimación de voto. Aunque fue en 2015 cuando accedió por primera vez a un cargo institucional, lleva más de dos décadas figurando en listas y carteles electorales, lo que podría llevar a pensar que se trata de un candidato quemado.

Una marca a mantener
EU seguramente volverá a concurrir con  la marca Ace a las municipales del 26-M, aunque está por ver si Podemos acaba integrándose en la candidatura. Con las mareas revueltas, la derechización del PP y el Cs o el surgimiento de Vox, la formación que lidera Portomeñe podría volver a pescar votos indecisos de izquierdas y mantener o aumentar la representación en un Concello al que parecía haber llegado de prestado.
 

Balances de un mandato (Ace)
Comentarios