miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

Los 'superalimentos'

Ángeles Novo Martínez es Dietista-Nutricionista en la Clínica Pontón Fisioterapia

El açaí es una baya que proviene de las zonas cercanas al Río Amazonas. PIXABAY
El açaí es una baya que proviene de las zonas cercanas al Río Amazonas. PIXABAY

¡Cuánto nos hablan desde hace un tiempo de los superalimentos! Alimentos exóticos, poco conocidos, de los cuales dicen tener propiedades nutricionales y beneficios para la salud extraordinarios y que no tienen alimentos comunes y conocidos, pero... sin embargo, son alimentos comunes y de uso habitual de otros países.

No existe regulación para el uso de la palabra superalimento, por lo tanto, se puede usar sin ningún tipo de control.

¿Y cómo podemos reconocer a un superalimento?

Los superalimentos pueden reconocerse porque se les atribuye propiedades milagrosas y suelen ser más caros que los alimentos comunes y conocidos.

En realidad, no existen los superalimentos. Existen alimentos que tienen propiedades beneficiosas para la salud siempre y cuando la alimentación tenga un equilibrio. E aquí, un par de ejemplos: 

–Una persona que lleva una alimentación basada en productos ultraprocesados pero consume un superalimento, no va a conseguir ningún beneficio para su salud.

–Una persona que lleve una alimentación basada en vegetales, frutas, verduras, legumbres... y no consuma superalimentos, sí que va a conseguir beneficios para la salud.

A continuación, nombraremos algunos de los superalimentos con más boom actualmente:

  • Algas: Se han puesto muy de moda en los últimos años, pero lo cierto es que un consumo elevado puede llegar a ser tóxico para la población occidental por su alto contenido en yodo, que puede ser perjudicial para la glándula tiroides.
  • Espirulina: Es un alga, de la cual si buscamos información en internet a cerca de ella se encuentran incoherencias como que es buena para controlar la diabetes (sin explicar por qué) pero que las personas diabéticas han de tener precaución con su consumo, que es hepatoprotector pero que los enfermos hepáticos han de tener precaución con ella... Su uso más común es en veganos y vegetarianos como fuente de vitamina B12, pero lo que en realidad aporta es un homólogo de la B12, por lo tanto, es peligrosa ya que en una analítica podría falsear los resultados y no salir déficit de dicha vitamina cuando en realidad si lo hay.
  • Açaí: Es una baya que proviene de las zonas cercanas al Río Amazonas, dónde se consume de forma habitual. Es fuente de vitaminas, antioxidantes, calcio y fibra, al igual que el resto de frutas que podemos encontrar en nuestro territorio, como las moras o el kiwi.
  • Canela: De ella se dice que baja la glucosa en sangre. La canela no baja la glucosa en sangre, si no que endulza sin aumentar la glucosa, que no es lo mismo. Una persona que sufra diabetes y no cuide su alimentación adecuadamente pero que consuma canela, tendrá la glucosa descontrolada. Así, una persona que sufra diabetes, controle su alimentación adecuadamente y no tome canela, tendrá la glucosa controlada.
  • Panela, azúcar de coco, jarabe de ágave... De ellos dicen que no son como el azúcar, que son saludables porque nos aportan microutrientes y que no producen un pico de glucosa elevado. Cualquiera de los tres tiene los mismos efectos metabólicos que el azúcar blanco, su aporte de micronutrientes en realidad es imperceptible, para conseguir aporte de micronutrientes a partir de ellos necesitaríamos tener un consumo diario elevadísimo. Por lo tanto, su consumo ha de ser, cuanto menos, mejor, al igual que el azúcar. La gran diferencia entre ellos y el azúcar es el precio por Kg de producto.
  • Chocolate: Se dice de él que es un superalimento, es cierto que el chocolate tiene niveles muy altos de antioxidantes, pero, ojo, el chocolate negro, o el cacao puro desgrasado, no el chocolate con leche dulce al que la mayor parte de la población está acostumbrada. Su consumo es saludable dentro de una alimentación equilibrada, pero no será milagroso y menos, dentro de una alimentación no saludable.
  • Té verde: Parece la infusión por excelencia, contiene antioxidantes, quema grasas... ¡No hay ningún alimento que queme grasa! En este caso, el té, como cualquier otro alimento que contenga teína o cafeína, que son excitantes, tienen la capacidad de ayudar a aumentar el metabolismo, pero no de quemar grasa. Efectivamente contiene antioxidantes, y en algunos casos puede ser una opción muy buena a la hora de ayudarse a beber más y tomar infusiones, pero por ejemplo, personas con anemia deberían de evitarlo ya que el té (al igual que el vino tinto) contiene taninos que impiden la absorción del hierro. 

Podríamos seguir nombrando un sinfín más de superalimentos pero la conclusión es la misma para todos: no existen alimentos milagrosos. Lo que es determinante para la salud es el conjunto de un estilo de vida saludable. En lo que concierne a la alimentación, consumir frutas y verduras como base de la alimentación, legumbres, cereales integrales, frutos secos... ¡y leer etiquetas! 

Los 'superalimentos'
Comentarios