Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

¿Qué hacer si te diagnostican diabetes gestacional?

Ángeles Novo Martínez es Dietista-Nutricionista en la Clínica Pontón Fisioterapia

Las mujeres con más riesgo de padecer diabetes gestacional son las mayores de 30 años
Las mujeres con más riesgo de padecer diabetes gestacional son las mayores de 30 años

¿Sabes qué debes hacer si te diagnostican diabetes gestacional durante el embarazo? Sigue leyendo, la alimentación juega un papel primordial.

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se desarrolla durante el embarazo. En la mayoría de los casos, después de dar a luz la diabetes desaparece, pero si no se controló  bien puede que acabes padeciendo diabetes tipo 2.

La diabetes gestacional suele aparecer entre las semanas 24 y 28 de embarazo y se diagnostica realizando la prueba de la curva de glucosa. Las mujeres con más riesgo de padecerla son las que tienen más de 30 años, las que sufren sobrepeso o aumentan excesivamente de peso durante el embarazo, las que anteriormente hayan dado a luz a un bebé sin vida o a un bebé de más de 4,5 kg. de peso, aquellas que tengan antecedentes familiares de diabetes y las que ya hayan sufrido diabetes gestacional en embarazos anteriores. 

Padecer diabetes gestacional conlleva problemas asociados como:

- Probabilidad de que el parto tenga que ser mediante cesárea
- Riesgo de preeclampsia
- Mayor riesgo de aborto
- Riesgo de padecer obesidad, hipertensión y diabetes tipo II después del parto
- Macrosomía fetal: bebés muy grandes al nacer 
- Mayor riesgo de que en un futuro el niño sufra obesidad y diabetes

Pero siempre que mantengas bajo control los niveles de glucemia, los riesgos mencionados serán mucho menores. Para eso es fundamental controlar la alimentación y que ésta se base en el consumo de vegetales y frutas, legumbres y cereales integrales. Debes evitar los hidratos de carbono simples y los azúcares: pan blanco, pasta blanca, harinas refinadas, galletas, bollería, dulces... ya que lo importante no es solo la cantidad de hidratos de carbono que consumas, sino también su procedencia. No es lo mismo consumir pasta blanca que pasta integral, ya que además de que la pasta blanca apenas tiene contenido nutricional y la integral aporta fibra, minerales y vitaminas, la segunda no te provocará picos de glucosa como la primera. 

No hace falta que peses los gramos de la comida, ya que probablemente eso será incómodo en tu día a día. Basta con que sigas las reglas del plato para comer saludable, una herramienta creada por la Universidad de Harvard pensada especialmente para el buen control de la diabetes, aunque es extrapolable al resto de la población. Esta herramienta consiste en que visualmente, mínimo la mitad de tu plato han de ser verduras, los granos integrales ocuparán como máximo un cuarto de tu plato y las proteínas otro cuarto, el postre ideal es siempre la fruta y la bebida agua, además han de usarse grasas saludables para cocinar, lo mejor es usar aceite de oliva virgen extra. 

A continuación, algunos ejemplos de platos que cumplen con las recomendaciones anteriores:

- Canelones de calabacín con carne y bechamel integral
- Huevos a la plancha con espárragos trigueros y arroz integral
- Garbanzos con espinacas al ajillo y champiñones + un trocito de pan integral
- Pisto de verduras con macarrones integrales y gambas

También es muy importante que aprendas a leer etiquetas ya que de lo contrario lo más probable es que consumas azúcar y falsos productos integrales sin ser consciente de ello.

Por último me gustaría hacer un inciso y añadir que actualmente todavía llegan recomendaciones erróneas de algunos sanitarios sobre la alimentación que debe seguir la mujer gestante, una de las más llamativas es la de beber 1 litro de leche al día. No es necesario ni recomendable beber esa cantidad de leche al día. El calcio también lo aportan otros alimentos como las almejas, el brécol, las sardinas, las almendras, los pistachos, las avellanas, el queso, los yogures, las acelgas...

Siguiendo estas recomendaciones y realizando actividad física conseguirás mantener tu glucosa en niveles deseables y evitar los riesgos de la diabetes gestacional tanto para ti como para tu bebé. Si necesitas ayuda, acude a un Dietista-Nutricionista y verás como todo se vuelve más fácil. 

¿Qué hacer si te diagnostican diabetes gestacional?
Comentarios