Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Ambiente obesogénico

Ángeles Novo Martínez es Dietista-Nutricionista en la Clínica Pontón Fisioterapia

En España, la obesidad es la responsable de 45.000 muertes anuales, más del 10% del total
En España, la obesidad es la responsable de 45.000 muertes anuales, más del 10% del total

Por primera vez en la historia moderna las generaciones actuales tienen una esperanza de vida menor a la de sus padres. 
Actualmente el sobrepeso y la obesidad causan más muertes que la falta de alimento, en los últimos 40 años la obesidad se ha multiplicado por 10 en niños y adolescentes, esto son 41 millones de niños menores de 5 años obesos en todo el mundo y 340 millones de niños mayores de 5 años y adolescentes que sufren obesidad. Entre los adultos, el 39% de la población mundial sufre sobrepeso y el 13% obesidad. Realmente son datos alarmantes.

Este aumento del sobrepeso y la obesidad se traduce en una mayor morbilidad y mortalidad por enfermedades que se podrían evitar cuidando la alimentación como las enfermedades coronarias y cerebrovasculares, algunos tipos de cáncer, la diabetes, hipertensión, enfermedades hepáticas, apnea del sueño... incluso problemas ginecológicos como menstruaciones anómalas o infertilidad.

En España, la obesidad es la responsable de 45.000 muertes anuales, más del 10% del total y es la responsable de más del 7% del gasto sanitario español, 5.000 millones de euros anuales. 

Últimamente varios medios de comunicación se han hecho eco de que varias asociaciones médicas piden la retirada de las máquinas de vending de los hospitales. Y es que, ¿qué sentido tiene que los productos que nos causan la mayor parte de enfermedades crónicas predominantes en nuestro país, sean los mismos (y casi los únicos) que están disponibles en los pasillos de los hospitales? Si por el motivo que sea os toca comer en un hospital y no estáis ingresados, ¿cuántas opciones saludables tenéis a vuestra disposición? Por desgracia la oferta fuera de los ultraprocesados es bastante limitada... e incluso a veces inexistente. Por supuesto que si tenéis alguna alergia o intolerancia alimentaria la hora de comer se complica todavía más, haciéndose imposible en algunos casos. Es inadmisible que a estas alturas, personas con ciertas patologías o que simplemente han decidido cuidar su alimentación se vean obligados a llevarse la comida de casa en caso de tener previsto pasar varias horas en un hospital. Pablo Fernández Escobar, médico y vocal de la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y de Salud Pública, compara la presencia de las máquinas de venta de productos ultraprocesados en los hospitales con la presencia de máquinas de tabaco. Realmente la comunidad científica ha probado que ambos causan morbilidad y mortalidad, ¿por qué entonces lo primero está permitido y lo segundo no? Pablo Fernández Escobar también destaca que los hospitales deberían estar comprometidos en promover la salud pública y ser un espacio saludable, y recalca que es contrario a la ética médica que en los mismos lugares donde se cuida la salud de la población se suministren productos que contribuyen a enfermarla. Juzgad vosotros mismos, pero como nutricionista, opino que no le falta razón.

Con estos datos encima de la mesa es obvio que la población española tiene una gran necesidad de educación nutricional, tanto a edades tempranas como adultas. Es preocupante que cuando se aconseja no consumir ultraprocesados con asiduidad, la reacción general sea la de: "No se puede comer de nada", situación que se vive en la consulta de nutrición muy a menudo. Pero también es muy gratificante que una vez que el paciente empieza a cambiar sus hábitos de alimentación se dé cuenta de que existen muchas otras opciones saludables y que los ultraprocesados no son necesarios, que se puede comer rico, dulce y salado, usando solamente alimentos. Lo que ocurre es que hoy en día los Dietistas-Nutricionistas no formamos parte de la Seguridad Social y el paciente que bien por una patología o bien porque quiere cuidar su salud y prevenir enfermedades futuras, necesita acudir a un nutricionista, tendrá que ir a una consulta privada. 

No se me ocurre nada mejor para terminar este tema que hacer referencia a la siguiente frase: "El que no tiene tiempo para cuidar su salud, algún día tendrá que invertir tiempo, dinero y paciencia en cuidar su enfermedad".
 

Ambiente obesogénico
Comentarios