Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

La alimentación ideal para los pacientes con diabetes

Ángeles Novo Martínez es Dietista-Nutricionista en la Clínica Pontón Fisioterapia

Una persona con diabetes que no tiene problemas de hipertensión sí que puede consumir sal, en contra de lo que dice la creencia popular
Una persona con diabetes que no tiene problemas de hipertensión sí que puede consumir sal, en contra de lo que dice la creencia popular

Aprovechando que la última vez os hablé de la alimentación en la diabetes gestacional, hoy seguiré con el tema de la diabetes en general. 

La diabetes es una enfermedad crónica no transmisible en la que los niveles de glucosa en sangre están muy altos. Hay diferentes tipos de diabetes: diabetes tipo I, diabetes tipo II, diabetes Lada y diabetes gestacional. 

En la diabetes tipo I el páncreas no genera insulina; en la diabetes tipo II el páncreas no produce suficiente insulina o bien el organismo no la usa correctamente; la diabetes Lada es una diabetes autoinmune en la que los anticuerpos atacan a las células beta del páncreas, que son las encargadas de producir la insulina; y por último, existe la diabetes gestacional, de la que ya os hablé en el post anterior.

En cualquier tipo de diabetes es fundamental para el manejo y la estabilidad de la enfermedad controlar la alimentación. Una diabetes mal controlada puede derivar en enfermedades cardiovasculares, enfermedades renales, problemas oculares, úlceras, pie diabético e incluso enfermedades bucales. 

Hoy me centraré más en explicar la alimentación en la diabetes tipo II. La diabetes tipo II se trata farmacológicamente con hipoglucemiantes orales o con insulina inyectable. En el caso de los pacientes tratados únicamente con hipoglucemiantes orales que mantengan una alimentación equilibrada y adaptada a su patología, el médico puede llegar a suspender el tratamiento farmacológico ya que es posible controlarla con la alimentación. 

En primer lugar, una persona con diabetes tipo II ha de elegir siempre hidratos de carbono complejos frente a hidratos de carbono simples. ¿Cuáles son los hidratos de carbono complejos? Pues todos los integrales (pan, pasta y arroz integral) y patatas cocidas (ya que las fritas tienen un índice glucémico muy alto). La procedencia de los hidratos que se ingieren es muy importante, los simples provocarán picos de glucemia y los complejos no, además estos últimos producirán una mayor sensación de saciedad.

Además, es muy importante que la base de la alimentación sean los vegetales y que éstos ocupen mínimo la mitad del plato de las dos comidas principales, comida y cena. Tan importante como esto es aprender a hacer combinaciones entre los vegetales y sacarnos de la cabeza la idea de que una ensalada es lechuga y tomate, las ensaladas son mucho más que eso. 

Al contrario de lo que se lleva pensando desde hace años, una persona diabética no tiene frutas prohibidas. Simplemente ha de controlar las cantidades que se come de cada fruta, ya que no todas tienen la misma composición nutricional, pero esto no quiere decir que las uvas y el plátano estén prohibidos. 

Lo mismo pasa con las legumbres, son otro de los alimentos comúnmente prohibidos. Pero nada más lejos de la realidad. Las personas diabéticas pueden comer legumbres, simplemente, al igual que con todo, es necesario controlar las cantidades. 

Existe una creencia muy extendida de que los diabéticos no pueden tomar sal. Una persona con diabetes que no tiene problemas de hipertensión sí que puede consumir sal, ahora bien, una cosa es salar la comida, y otra es consumir productos procesados llenos de sal. Lo segundo tampoco es bueno para una persona sin ninguna patología. 

Algo parecido ocurre con los lácteos enteros, que siempre han estado desaconsejados. Y volvemos al mismo caso, una persona con diabetes sin ninguna patología asociada puede consumir lácteos enteros. Lo importante es que sean naturales. Ya que los lácteos 0% materia grasa no tienen grasa, pero ese 0% no hace referencia al azúcar y esto es algo que muchas veces crea confusión. Un lácteo de sabores 0% materia grasa puede estar cargado de azúcares añadidos, por lo tanto, su consumo estaría contraindicado. 

En general, una persona con diabetes tipo II puede comer de todos los alimentos (hay que diferenciar entre alimentos y productos alimenticios) pero debe saber qué cantidades consumir de cada uno. 

Es muy útil utilizar el plato de Harvard, del que ya os hablé en el post de la diabetes gestacional. Visualmente los hidratos de carbono no han de superar 1/4 del plato, los vegetales han de ser mínimo la mitad del plato y las proteínas 1/4 . Dentro de esto hay que tener en cuenta que si por ejemplo te tomas un puré de verduras que entre sus ingredientes lleva patata, ya estás ingiriendo hidratos de carbono. 

Si sufres diabetes, es importante que acudas a la consulta de un dietista-nutricionista que te enseñe a alimentarte. Tener diabetes no implica pasar el resto de la vida a dieta, ni comer todo cocido o a la plancha. Ten claro que si sufres esta enfermedad puedes seguir disfrutando de la comida, solo tienes que aprender a satisfacer las nuevas necesidades de tu cuerpo en cuestión de alimentación y el profesional adecuado para ello es el nutricionista.

La alimentación ideal para los pacientes con diabetes
Comentarios