sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Portugal, puerto de Galiza

Los griegos llamaron Kalaicós a todos los habitantes de la zona que iba del Doiro hasta el norte de la actual Galiza

Cuando los filólogos se ponen a discutir sobre etimología se ponen muy espesos. Es natural, pues hablan de cosas que sólo conocen ellos y además son muy propensos a medirse los saberes. Pero esas discusiones son muy importantes pues son luego utilizadas por historiadores y antropólogos pare ejecutar sus ciencias. Lo mejor es buscar aquellas cosas en las que la mayoría están de acuerdo y dejarlos discutiendo las demás, ya que si ellos no son capaces de llegar a conclusiones parecidas imagínese usted o yo, que de esas cuestiones no tenemos ni idea.

Filólogos aparte, es sabido que los primeros cronistas que llegaron a nuestra tierra desde el Mediterráneo constataron que estaba habitada por un pueblo que se autodenominaba Keltoi, que viene a significar celta. Ese pueblo estaba a su vez formado por varias tribus según la zona que habitaban y tenían cada una su propio nombre. Lo mismo que sucede hoy, donde los naturales de Galiza nos llamamos gallegos pero entre nosotros hay vigueses y coruñeses o celtistas y deportivistas.

El primer lugar habitado por los keltoi que encontraron los griegos fue el de Cale, o Kale, cuyos integrantes se llamaban a sí mismos Calaicos o Kalaikós según el cronista que lo contara fuera romano o griego. De ahí viene la Calecia y posteriormente la Gallaecia. Resulta que ese lugar de Cale era un puerto ubicado donde hoy se encuentra la ciudad de Porto o en sus inmediaciones, en la ribera norte del Douro, pues la ribera sur estaba ocupado por otros pueblos cuya historia no viene a cuento aquí pues no es común a la nuestra.

El caso es que por no perder el tiempo, los griegos llamaron Kalaicós a todos los habitantes de la zona que iba del Doiro hasta el norte de la actual Galiza. Los gallegos nos llamamos gallegos porque griegos y romanos tomaron prestado el nombre de la tribu que poblaba puerto de Cale para denominar a todo el pueblo keltoi, o sea, celta.

COTA11-3-21-01O sea que el nombre de Galiza pertenece al actual Portugal y a la ciudad de Porto. Los años fueron pasando, los griegos dejaron de venir y llegaron los romanos, que fundaron la Gallaecia respetando la toponimia griega, que a su vez respetaba la de los pobladores aborígenes.

La cosa tuvo su contrapartida siglos después. Portugal, entonces llamado Portu Cale o Portucale, se constituyó en condado en el año 1096, siempre como territorio del Reino de Galicia. Adoptaron ese nombre por pura lógica, pues jamás habían tenido nada que ver con los pueblos lusitanos que habitaban el sur del Douro ni con las tierras conquistadas o colonizadas por musulmanes. Así que el mismo topónimo que bautizó a Galiza fue el mismo utilizado por Portugal, el de Cale. En 1146 Portugal se independizó.

El nombre de Portugal, por tanto, viene a significar Puerto Gallego. Primero les cogimos el nombre y luego nos lo cogieron ellos a nosotros, lo que es de justicia. Fue una manera de diferenciarse de los territorios al sur del Douro que luego fueron conquistando sin renegar de su origen galaico. Eso merece una reflexión, pues portugueses del norte y gallegos somos un mismo pueblo, tanto en origen como hoy. Al menos yo así lo considero, igual que usted, que piensa mucho en este asunto, espero. Y así lo consideraban en aquella época ambos pueblos, pues lo compartían absolutamente todo. Idioma, religión, origen étnico, cultura, tradiciones y todo aquello que conforma un pueblo.

Mucho después, a finales de la Edad Media, la nobleza de ambos reinos iba y venía de uno a otro sin mayor problema, y los condes gallegos apoyaban decididamente a Portugal en sus guerras con Castilla. Durante la Guerra de Sucesión por la corona de Castilla en territorio gallego se celebraban batallas a diario y la bandera portuguesa fue plantada por gallegos en la catedral de Tui y en otras plazas. Eso enfureció tanto a Isabel la Católica y a su maromo que tras obtener la victoria dedicaron todos sus esfuerzos a convertir el Reino de Galicia en una colonia sometida y castigada como ningún otro reino de España, pues los otros reyes siempre habían mostrado cierta comprensión hacia esta tierra, donde el poder feudal nunca se había sometido al de la corona. Consideraban los católicos a esta tierra, con toda la razón, como un avispero de nobles levantiscos, desobedientes y secesionistas, que eran los que a mí me caen bien y de los que la Historia solamente ha absuelto, y de mala gana, al mariscal Pardo de Cela, que no era ni el único ni el más importante, sin restarle por ello mérito alguno, que los merece todos.

Así que hoy Galiza es la tierra de Cale, un puerto portugués y Portugal es el puerto de Galiza. No se ha dado tal muestra de intercambio cultural entre pueblos desde el principio de los tiempos, ni se dará. Por cierto, si quiere usted leer esto mejor explicado, yo le recomiendo el ensayo de Luís Magarinhos Igrejas que se titula Sobre a origen e significado das palabras Portugal e Galiza. El tono es divulgativo, las bibliografía es de primera calidad y lo explica todo de tal manera que lo entiendo hasta yo.

Portugal, puerto de Galiza
Comentarios