Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

Redactor de El Progreso en A Mariña y director de La Comarca del Eo. Me ocupo de la sección semanal Recto verso.

El principio del fin

El juicio por presunta prevaricación en Barreiros debe celebrarse y, luego, buscar una salida

SI LA HUELGA de funcionarios judiciales no lo impide, este lunes puede ser un gran día para Barreiros. Y no es un sarcasmo. Creo de verdad que ese juicio es fundamental. Por si a estas alturas queda alguien que no lo sepa, el Ministerio Fiscal acusa de prevaricación en la concesión de 45 licencias al alcalde, Alfonso Fuente, varios de sus concejales del año 2006 y la arquitecta municipal.

El escrito de la Fiscalía es potente como también lo es la defensa de los acusados. Dos procesos similares anteriores acabaron igual: no prevaricaron. Luego, a través de uno de esos mecanismos de nuestro sistema judicial que los profanos no acabamos de comprender, se le encendió la luz a la Fiscalía y decidió que todo eso estaba mal y que había que juzgar de nuevo a esta gente. ¿Por qué no lo hizo antes? Sospecho que nunca lo sabremos, aunque es posible que alguien se lo pregunte en el juicio, se celebre cuando se celebre.

Pero vamos a poner por un momento los pies en la Tierra. Estamos hablando de licencias que se concedieron en su inmensa mayoría en 2006. ¡Hace doce años!

A mí no me va nada en este proceso judicial y no tengo ninguna relación de amistado ni con el alcalde de Barreiros ni con su arquitecta municipal ni con ninguno de los concejales encausados. Ahora bien, doce años de retraso me parecen un atraso excesivo. Sabemos que el sistema judicial es lento, pero esto es demasiado.

Pero en fin, el hecho es que ya estamos metidos en harina, la maquinaria judicial se puso en marcha y esto no hay quien lo pare. Pues venga entonces: hasta el fondo con ello. Aunque solo sea porque será una excelente ocasión para enterrar de una vez por todas las múltiples sombras de sospecha que desde el primer día se cernieron sobre el bum urbanístico en el municipio de Barreiros.

Si hubo algo raro, por favor, que salga a la luz en este juicio, que se clarifiquen responsabilidades y que caiga sobre los culpables, si los hubiera, todo el peso de la ley.

Si no hubo nada, será una excelente ocasión para buscar una salida a la situación del municipio de Barreiros. Si todos salen limpios como una patena pasarán varias cosas. La primera es que regresarán al PP (se dieron de baja hasta que haya resolución judicial). Circula por ahí la historia de que el mismísimo Núñez Feijóo llamó a su despacho al alcalde de Barreiros para ponerle delante la baja temporal en el partido. Permítanme esta indiscreción imposible de comprobar, pero no es descabellado que quisieran poner la venda antes de la herida. Tampoco creo que haga daño a nadie.

Con Fuente Parga y sus ediles de vuelta, lo tendrán más fácil en las municipales de 2019, pero lo más importante es que se abrirá una vía que tiene que ser definitiva para buscar una solución a la actual situación del urbanismo en ese municipio.

Y por favor, vamos a dejar de hablar ya de aquel convenio urbanístico suscrito por empresas que ya no existen, un Gobierno autonómico que con la legislación actual de Hacienda no puede poner ni un céntimo de euro y un Concello en una situación económica más que dudosa.

Hay que buscar una solución seria. ¿Cuál? Ni la menor idea. No soy urbanista, ni arquitecto, ni sociólogo, ni vendedor de pisos. Ni siquiera político. Por eso me puedo permitir pedir que se hagan cosas sin tener que aclarar cuáles. También lo hacen Jordi Évole y García Ferreras y miren qué bien les va. A mí no me pagan lo que a ellos, pero el juego en el fondo es el mismo.

Lo que desde luego no ayuda son esas peticiones absurdas de promotores reclamando no sé cuantos millones de euros a la Xunta y al Concello de Barreiros por no haber podido desarrollar sus proyectos a causa de la intervención autonómica en las normas urbanísticas municipales. Ya van dos sentencias del TSXG que les dicen lo mismo y de forma literal: "Sus pretensiones económicas son disparatadas". Para que un tribunal se moje de esa forma, imagínense cómo serán. Tres sentencias más de esas, o una del Supremo, y sentarán jurisprudencia.

Todos los actores deben ser un poco más responsables y tener dos dedos de frente. Hay que ir planteándose que hay esqueletos por ahí que hay que dinamitar ya porque son inadmisibles. Sentarse entre todos a ver qué se hace con los edificios cerrados y, sobre todo, con los que están operativos pero a lo mejor con media docena de pisos vendidos en un bloque de 80 donde en invierno no vive nadie.

¿Que cómo se soluciona eso? ¿Acaso no leyeron lo que puse antes? No tengo ni idea. Pregunten a los que saben.

EL GUSTO. La apuesta pública de Mondoñedo por los servicios sociales

DICE ELENA Candia que le sorprende que le adjudiquen a los partidos de izquierda actuaciones políticas en materia de servicios sociales de gran calado hechas con fondos propios, cuando apunta (con razón) que algunos gobierno de izquierda de esta misma comarca los tienen privatizados. Mientras, ella, que conforma un gobierno de derechas, los tiene municipalizados e hizo una fuerte apuesta por apuntalarlos y reforzarlos. El resultado es la atención al doble de gente que hace tres años. Son cifras que no engañan y que en Mondoñedo, por sus características, son muy necesarias.

EL DISGUSTO. Fomento sigue sin ninguna intención de reparar la N-642

TRAEMOS AQUÍ de nuevo al ministro de Fomento porque resulta que ahora mismo no hay responsable de Carreteras en la provincia y el ministerio no tiene intención de hacer reparaciones dignas en la carretera de la costa hasta que comiencen los trabajos de reparación integral del firme de la misma entre Barreiros y San Cibrao. Como todos los proyectos potentes (este es de casi tres millones) va a ser largo. Y de verdad, por favor, que alguien de Fomento o Carreteras vaya por la Nacional 642 porque ya no tiene nombre. Los temporales de estas semanas la destrozaron. No nos merecemos esto.

El principio del fin
Comentarios