Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Redactor de El Progreso en A Mariña y director de La Comarca del Eo. Me ocupo de la sección semanal Recto verso.

Disparo sin bala

Las afirmaciones de Martínez sobre el alcalde de Ribadeo le salieron torcidas

Fernando Suárez Barcia. AMA
Fernando Suárez Barcia. AMA

SIN PRETENDERLO, las afirmaciones de Manuel Martínez situando el futuro político del alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia, en el Partido Socialista ampliaron el objetivo del disparo destapando una gran cantidad de cuestiones y anulando por completo la intención de Martínez. No solo no convenció a nadie sino que quedó flotando en el aire un poso de resentimiento, una sensación de que había iniciado un ajuste de cuentas con sus ya antiguos camaradas. En sus siguientes disparos, que sin ninguna duda los habrá, tendrá que afinar mucho mejor el punto de mira.

Lo primero que se notaba en sus declaraciones era esa bilis incontenida hacia el PSOE. Lo segundo, el desconocimiento total de la política en Ribadeo en general y de la trayectoria del propio Suárez Barcia en particular. Aunque las declaraciones fueron acogidas con gran entusiasmo por la gente de las agencias de noticias, igualmente desconocedores de los entresijos de la política local ribadense (aún activa, pero infinitamente menos que en el pasado), la realidad es que pocos las tomaron en serio.

Tal vez Martínez no tuvo en cuenta que el trasvase BNG-PSOE no es nada nuevo en el municipio. Lo protagonizó ya Balbino Pérez Vacas. Consiguieron gobernar cuatro años, vale, pero el experimento no salió nada bien. Por no hablar del descalabro mayúsculo que los socialistas se llevaron cuando rescataron la figura de un líder nacionalista de los de antes, Eduardo Gutiérrez. No llegó a los 750 votos. Aquello lo tiene muy presente Fernando Suárez, que maneja su punto de orgullo personal que seguramente se ganó y hasta se merece, y bajo ningún concepto quiere que su carrera política se cierre con un aldabonazo de esas características. Antes se irá a su casa.

Pero cómo iba a saber eso Martínez y mucho menos a calcularlo cuando lo único que quería era agitar el avispero. Tan poco miró en los últimos años a Ribadeo que ni siquiera sabe que si hubiera probado con otro nombre de la lista del Bloque, aún siendo mentira también, el tiro no hubiese andado tan equivocado. Pero eso lo vamos a dejar aquí y se contará en su momento. Cuando se levante el secreto de sumario.

Tampoco anduvo nada fino, y esto sí que lo sabe, o debería saberlo si no tuvo la cabeza tan metida en Suplusa en el último año, que las relaciones de Suárez Barcia con el PSOE no pasan precisamente por su mejor momento.

Ya no es que no se hable con las concejalas socialistas que hay ahora, es que a una de ellas le tiene presentada una querella criminal que anda por los tribunales. Con su predecesor, Roberto Ramos, no acabó mal porque Ramos se marchó, porque con el paso de los plenos se iba haciendo cada vez más evidente que la cosa iba por mal camino. 

Tampoco sabe nada desde luego de la actual dirección del PSOE local. Su responsable, César Fernández Murias, tuvo una relación que también acabó regular con el alcalde cuando integró una de las comisiones que organizaron las fiestas patronales.

Tirando de proximidad hubiese tenido más tino que arrojase a Fernando Suárez a En Marea, aunque hubiese tenido que matizar que a nivel local eso no podía hacerse de ninguna de las maneras, porque la gente vinculada a ese partido en la localidad no puede ni ver por delante al alcalde, enfrentados con él por asuntos de las más diversas índoles, algunas pintorescas de verdad.

Esta crisis de Manuel Martínez con el PSOE no acabará como la anterior, finalizará con su expulsión

Pero nada de esto tuvo en cuenta el alcalde de Becerreá y próximo exmilitante socialista, porque ahora ya es seguro que esta crisis con su partido de siempre no acabará como la anterior, sino que finalizará con su expulsión.

Otra cuestión interesante que salió despedida de las declaraciones de Manuel Martínez fue la rotura del silencio de Fernando Suárez sobre su futuro, algo en lo que guarda un silencio sepulcral. Aunque no soltó mucho, al menos sí dijo que cuando acabe su periplo aquí se marchará a su puesto de trabajo en el Ayuntamiento de Vegadeo. Allí Mourelle se lo puede modificar un poco y en lugar de ponerlo a hacer tareas administrativas puede utilizarlo como asesor, aunque dicho sea de paso el alcalde de Vegadeo se las compone perfectamente él solo.

Queda en el aire la cuestión más relevante de todas: ¿Qué hará Fernando Suárez en las municipales de 2019? Ya no falta tanto y aunque sus relaciones con la dirección del Bloque es evidente que son malas, también es cierto que con el paso del tiempo acabó encontrando un extraño equilibrio consistente en que todos se dejan en paz. No se crean que es tan raro: el propio Martínez estaba haciendo lo mismo en el PSOE.

EL GUSTO. La cercanía de Garrigues Walker a los más jóvenes

LA CONFERENCIA del abogado Garrigues Walker en Vegadeo dentro del foro Comunicación y Escuela del IES Elisa y Luis Villamil de Vegadeo tuvo que ser una enorme sorpresa para los chavales que asistieron. Pese a tener más de ochenta años, el hombre dio toda una lección de saber cómo ganárselos y de acercarse a ellos, por ejemplo, extrañándose de que hablasen entre ellos de temas como Cataluña. El resto lo hizo con saber estar, una erudición poco común y una capacidad comunicativa que puso en práctica siempre de pie. Le acompañó Eduardo Torres Dulce, que tampoco es uno cualquiera.

EL DISGUSTO. Actuaciones sin ningún anuncio en As Catedrais

EL DEPARTAMENTO de la Consellería de Beatriz Mato que se está encargando de las medidas a aplicar en la playa ribadense de As Catedrais podía tener un poco más de transparencia y al menos mandar un pequeña nota indicando qué es lo que van a hacer. Esta pasada semana cerraron sin previo aviso la Ruta da Costa. Para hacerlo colocaron los carteles que avisan de las multas en pleno camino, de modo que no se puede acceder a él como no pases bajo los propios carteles. Vale, pero es una decisión que afecta incluso a las rutas guiadas que hace el Concello por la zona. Podían explicarlo algo más.

Disparo sin bala
Comentarios