Lunes. 25.03.2019 |
El tiempo
Lunes. 25.03.2019
El tiempo

Redactor de El Progreso en A Mariña y director de La Comarca del Eo. Me ocupo de la sección semanal Recto verso.

Teorías internas

Fitur admite muy bien una asistencia mancomunada, pero pocos eventos turísticos más

POR SI NO lo saben, el programa que chifla a los "millenials" es La Resistencia, que emite el canal 0 de Movistar. Comparto al cien por cien su devoción y soy fan. Una de sus secciones la dedican a contar entresijos de algo que les haya pasado durante la semana a nivel interno o de organización. La semana pasada, por ejemplo, querían invitar a un joven actriz llamada Ana Fernández, pero de algún modo se liaron y acabaron invitando a la Ana Fernández ya consagrada y ganadora de un goya. Algunos en el programa se la encontraban por allí abrumados: "Que esta no es Ana Fernández". En ese caso se lo contaron en directo a la Ana Fernández más mayor, que se lo tomó con aparente buen humor y se echaron unas risas a cuenta de un equívoco que, al parecer, no era la primera vez que le pasaba.

A mí siempre me gustó compartir algunas de esas cosas en el papel para que la gente se haga una idea de cómo trabajamos, porque con los años detecté que, como pasa con la medicina que todos llevamos un médico dentro, todos llevan también un periodista dentro y veo a la gente escandalizarse por errores que les parecen increíbles y en los que ellos no se explican cómo es posible que caigamos. Con lo sencillo que es meter la pata. En general. Y nosotros, desde luego, no somos una excepción.

Pero más allá de errores más o menos de bulto también la gente se podría asomar, aunque fuese de rondón, a algunos entresijos del oficio. Por ejemplo, es muy poco popular mi opinión (estrictamente personal pero entiendo que respetable) de que albergo serias dudas sobre la conveniencia de una promoción turística conjunta.

Todos los municipios se van a lanzar a cazar en Fitur gente de los más variados lugares y creo que tal vez Fitur sea de los pocos lugares si no el único en el que está justificado que A Mariña acuda como un todo, o los concellos por sí mismos se diluirían entre la marabunta de bailarinas brasileñas, maravillas naturales de Australia, ruinas del lejano Oriente y ofertas de vuelos rápidos y baratos al corazón de Europa.

Fitur es tan grande que o tú te haces grande o es casi imposible sacar la cabeza. Así que creo que A Mariña Lucense como marca puede ofrecer un pack bastante compacto de posibilidades que, de otro modo, pasarían completamente desapercibidas. Porque la basílica de San Martiño por sí sola, me entenderán en Foz por dónde voy, lo tiene complicado para competir con Turquía entera cuyo emblema, además, es Santa Sofía. Así no se puede. Eso vale para las playas de O Vicedo contra las del Caribe, las casas indianas de Ribadeo contra el Malecón de La Habana y sus mojitos y así sucesivamente. Con el paso del tiempo, además, se fue creando una cultura de asistencia a nivel particular y empresarial que es muy sana porque empuja a la gente a hacer cosas por su cuenta, algo que está muy bien para no parapetarse siempre detrás de papá Concello que nos gusta que esté ahí para todo.

Claro que Fitur se acaba y luego hay decenas y decenas de ferias y eventos turísticos igualmente interesantes. Y esos ya son otra historia.

Me parece a mí, y por lo que sé a poca gente más, que ahí cada cual debe buscarse los garbanzos y poco gana Viveiro yendo de la mano con Ribadeo del mismo modo que no saca nada en limpio A Pontenova metida en el mismo saco que O Valadouro ni Alfoz solapada por el tirón que últimamente tiene O Fuciño do Porco en el extremo occidental de nuestra comarca.

Comprendo que dividir gastos es tentador. Pero me pregunto si a la larga eso compensa, aunque sea un poco, a los municipios con menos tirón.

Y luego están los problemas prácticos. Uno fácil de entender es la paradoja que se da con As Catedrais. Tenemos asumido, porque así lo dicen las cifras oficiales, que es el segundo lugar más visitado de Galicia tras la catedral de Santiago. El reto es sencillo: conseguir desviar un porcentaje lo mayor que se pueda de los visitantes que acuden al arenal. Pero la cuestión es que Ribadeo lleva años intentándolo y le está costando un dolor de muelas conseguir ese objetivo. Por eso me pregunto qué aspiran a conseguir desde la Mancomunidad cuando hablan de captar esos visitantes no ya para Ribadeo, que al fin y al cabo está a cinco minutos en coche, sino para lugares como Viveiro, con las consabidas maravillosas comunicaciones que les ofrecemos para que se desplacen. Sencillamente, no lo veo. Cada municipio tiene sus encantos y cosas que ofrecer y por ellas debe apostar y trabajar. ¿Entre todos se hace mejor? No sé. También puede decirse que entre todos se diluye más.

EL GUSTO. Una petición festiva pero seria, algo muy poco corriente
PARA EL próximo domingo el BNG de Barreiros, cuya responsable es Ana Ermida, planteó una iniciativa curiosa para reclamar un servicio de pediatría continuado para su municipio, aunque andan en lo mismo los de Lourenzá y Mondoñedo, que ahora mismo comparten profesional. La novedad es que por una vez no habrá caceroladas ni manifestaciones pesadas, sino una concentración que aliñarán con juegos para los niños, que al final y al cabo también en temas como este deben ser los protagonistas porque son los principales afectados. Lo ameno no siempre tiene por qué ser intrascendente.

EL DISGUSTO. La continuidad de los accidentes con jabalíes en la autovía
LA AUTOVÍA acabó por convertirse en una buena vía de salida y entrada a la comarca mariñana..., pero también peligrosa. Es difícil de aceptar que tengamos que convivir con un número tan elevado de accidentes por la irrupción de animales salvajes en este vial, particularmente jabalíes, aunque no hace mucho que cerca de la localidad asturiana de Navia fueron caballos los que se colaron en la calzada. El ministerio de José Luis Ábalos tiene la obligación de pegarle un buen repaso a la valla que debería aislarla. En algunos lugares está literalmente abierta. Una invitación a los accidentes graves.

Teorías internas
Comentarios