viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

Redactor de El Progreso en A Mariña y director de La Comarca del Eo. Me ocupo de la sección semanal Recto verso.

Cumple tus promesas

Ahora es el momento de echar mano de los cantos de sirena que nos lanzaron hace días

TAMBIÉN ES interesante pensar tras las elecciones en las promesas electorales. Es un ejercicio que no se suele hacer casi nunca, pero muy agradecido para casi todos menos para quienes las hicieron.

Por ejemplo, no se sabe si en el ámbito de las promesas o en el del Boe se mueve la reparación de la carretera de la Costa. Quedó la cosa empatada en el mes de abril. Un ‘ni pa ti ni pa mí’ que aseguraba que las obras iban a comenzar en el mes que ahora arranca.

El proyecto, por montante económico, no parecía ser una cosa cualquiera, ya que el total asciende a 1,2 millones de euros. Sin embargo, a partir de aquí comienzan las sospechas que a los ciudadanos nos hacen pensar que algo no va bien. Ese dinero no está totalmente consignado en los Presupuestos Generales del Estado. En realidad las partidas parecen distribuidas entre una primera de unos 800.000 euros (ya confirmada) y el resto quedaría, se supone, para el año que viene, aunque tampoco está escrito en ninguna parte. Muy bien podría pasar, porque no sería la primera ni la última vez, que una obra se partiese por la mitad y la segunda parte quedase un cajón, generalmente y de forma totalmente casual, hasta que haya de nuevo elecciones. Lo malo en este caso es que siguiendo la lógica de los porcentajes, quedaría por ejecutarse prácticamente el 40% de la obra, que son muchos kilómetros de la carretera de la Costa en la misma situación en la que se encuentran ahora, es decir, hechos un desastre.

En cuanto a la reparación de la carretera da Costa, muy bien podría pasar que la obra se partiese por la mitad y la segunda parte quedase un cajón

Hoy es día 1 y no se darán movimientos de tierra tan temprano, pero también escama que no se sabe gran cosa del proyecto salvo unas declaraciones del alcalde ahora en funciones de Foz, Javier Castiñeira, asegurando que el proyecto era realmente bueno y lo que este vial necesitaba. No hay razón para no creerle. No es necesario insistir en la urgencia de la obra ni en las colas que se van a montar en pleno verano durante su ejecución, pero los que vivimos aquí pagaremos con gusto la penitencia a cambio de un buen resultado que nos procure un buen ahorro en neumáticos y amortiguadores.

Mientras tanto toca seguir repasando algunas cosillas pendientes, como la ampliación del Hospital da Costa.

Al igual que la carretera, es el cuento de nunca acabar. Ahora parece que sí, claro que la clave sigue siendo la misma de siempre: cuándo. Su ampliación lleva implícitas distintas cuestiones para nada menores. La más destacada de todas ellas es el incremento de médicos en el centro hospitalario, algo de lo que no se habló en ningún momento y que no se sabe cómo se piensa resolver, porque la creación de nuevas plazas ya sabemos que es una materia altamente sensible en los tiempos que corren.

También hay que pensar que la ampliación física del edificio debe llevar aparejada su consiguiente relleno de material médico, y sería interesante que, si se puede, sea del caro y, por lo tanto, muy necesario y útil, mejor que mejor.

Toca seguir repasando algunas cosillas pendientes: La ampliación del Hospital da Costa, al igual que la carretera, es el cuento de nunca acabar

En el Partido Popular aseguran que no habrá ningún problema con esto, que la Xunta está realmente comprometida y que la apuesta por su futuro es sobre seguro. Mejor que mejor porque cualquiera que para su desgracia tenga que utilizar el hospital que hay ahora notará a simple vista que necesita pegar un estirón. No hace falta ser un gran gestor médico para darse cuenta de algunas cosas, como no hace falta ser mecánico para notar que no entran bien las marchas.

En el jergón de las promesas electorales quedan todavía un buen puñado, como por ejemplo las referidas al puerto de Foz. Fue visitado con tanta insistencia por el presidente de Portos de Galicia que es de esperar que se haga allí algo realmente interesante de lo que pueda presumir y volver a visitar en un plazo razonable.

De paso, podría pasarse también por Ribadeo, donde tiene una larga lista de cuestiones pendientes de resolver que se le vienen reclamando desde hace tiempo sin que a día de hoy se tengan noticias al respecto. Curiosamente esto mismo se le planteó al candidato del PP en Ribadeo haciéndole notar que en realidad no se le estaba haciendo ningún favor por parte de una administración de las denominadas ‘amigas’ en un momento en el que necesitaban un empujoncito. No hubo finalmente respuestas, al menos públicamente.

Y a continuación seguro que cada ciudadano podría elaborar perfectamente un listado de promesas atendidas en sus respectivos pueblos durante las semanas pasadas que le gustaría ver cumplidas. Aunque parezca raro, también ahora se empiezan a ganar o perder las elecciones.

EL GUSTO. Un concierto por el buen estado de la banda ribadense

LA BANDA de Ribadeo, que dirige David Ballester, ofreció este pasado fin de semana un concierto que organizan siempre más o menos en los alrededores de la jornada dedicada a las Letras Galegas. Una vez más la formación musical ribadense pudo mostrar que se encuentra en un buen momento y como suelen hacer en este concierto, ofrecieron un repertorio basado en compositores gallegos que suele ser muy del agrado del público de la banda de Ribadeo, por cierto, bastante incondicional. Es, además, una cantera excelente de músicos que luego se dedican a otros estilos.

EL DISGUSTO. La indefinición del PSOE de Foz le traerá algún disgusto

EL PSOE focense no para de enrocarse y hasta contradecirse a cuenta de las negociaciones sin comenzar con Foz Plataforma de Futuro. Después de filtrar de forma sesgada que Cancio había dimitido, cuando es obvio que no, José Ramón Val no consigue aclarar si Jaime Cancio dejará su acta de concejal o no, seguramente porque este quiere tener todo bien atado antes de dar un paso que puede ser más que trascendente para su futuro político. Entre unas cosas y otras el reloj corre y solo podrán hacer lo que no quieren: obligar a Cancio a dar ese paso, si es que puede, o que gobierne el PP.

Artículo publicado este lunes, 1 de junio de 2015, en la edición impresa de El Progreso

Cumple tus promesas
Comentarios