miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

Redactor de El Progreso en A Mariña y director de La Comarca del Eo. Me ocupo de la sección semanal Recto verso.

Asuntos del pleno

LOS MOVIMIENTOS tectónicos de los plenos son bastante previsibles, pero para nada coinciden con el imaginario colectivo, ya que prácticamente nadie asiste a las sesiones. El público suele distinguirse entre partidistas declarados e interesados en un asunto en particular. No hay más. Si la gente fuese vería con qué alegría se ventilan el 85% de los puntos de carácter local, en tanto que las mociones genéricas son objeto con enorme frecuencia de larguísimas discusiones bizantinas que suelen acabar en una redacción que siempre empieza así: "Instamos ao Ministerio de..." o bien "Instamos á Xunta de Galicia a que...", cuestiones que por supuesto jamás se tienen en cuenta a menos que sean planteadas por el grupo que está en el Gobierno central o autonómico y entonces la moción no sea más que un simple paripé.

El martes pasado hubo un buen ejemplo en Ribadeo. En el pleno se debatían por un lado los presupuestos municipales, que este año suben nada menos que hasta los 9,5 millones de euros, y también una moción del PSOE de apoyo al colectivo de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales. Pese a lo que pueda parecer, el asunto del presupuesto no mereció a nuestros concejales más que unos comentarios de refilón y ni tan siquiera de fondo, sino exclusivamente de forma: hubo amargas quejas al alcalde porque no supieron cómo abrir los archivos en los que se los entregaron. Eso fue once días antes del pleno. En cambio, la moción del PSOE mereció hasta un receso de cinco minutos ante el apasionante debate que suscitó.

El concejal socialista que asistió debió haber mirado con más atención el texto, que seguramente presentó tal cual le enviaron sin reparar en que proponía realizar algún acto en favor de esos colectivos justamente el 17 de mayo. Ya puestos pudieron haberlos reclamado el 25 de julio. El cambio de fecha no planteó problema alguno, pero sí la redacción del resto de puntos.

Había un capítulo relativo a la realización de campañas de sensibilización y apoyo, otro en el plano educativo, uno más incluso en el judicial, ya que se reclamaba que el Concello se personase en causas por violencia contra gente de dichos grupos. Se trataba, en fin, de un texto que podía pecar de muchas cosas, pero desde luego no de falta de ambición. Lo verán por ahí en más concellos de la provincia a los que seguramente ya llegue con la fecha del 17 de mayo corregida.

Las mociones genéricas son, al final, las más debatidas pro nuestros concejales

Este escenario tan amplio fue parcialmente reordenado por el propio alcalde, que de buenas maneras fue liando al concejal socialista para que aceptase eliminar unos puntos y cambiar la redacción de otro, todo con el sano propósito de que el texto acabase siendo aprobado por unanimidad bajo la premisa de que, según parece, Ribadeo siempre fue un lugar avanzado en el tema de las luchas sociales.

Todo ello consumió largos minutos en los que se explicó al edil del PSOE qué se puede hacer con una moción, se le ofreció un receso para realizar las consultas oportunas, se le planteó la posibilidad de retirarla y traerla a un nuevo pleno.

Pero en medio de todo ello resultó que el más interesado en sacar la moción adelante resultó ser el propio alcalde ribadense, que se empeñó en ello hasta tal punto que incluso convenció a David Fernández de que no retirase la moción cuando este ya había propuesto dejarla para mejor momento.

Al final se aprobó y bien aprobada está, además en un capítulo que sin duda merece cuantas atenciones se le puedan prestar.

A continuación llegó el capítulo de ruegos y preguntas y hay que reconocer que el PSOE sí se había preparado el terreno. David Fernández presentó una terna de unos y otras en la que se vio con total claridad la mano de una nueva ejecutiva local que por lo menos se esfuerza en hacer ver que no parece estar ahí de paso. Recogió un buen número de peticiones vecinales y las puso sobre la mesa. Los concejales del gobierno local fueron haciendo ver que todo estaba ya resuelto o a punto de resolverse, pero tras las escasas intervenciones de PP y Ciudadanos quedó flotando en el aire la sensación de que después de todo puede que el PSOE sí esté funcionando en Ribadeo, convirtiendo así a A Mariña prácticamente en una excepción con respecto a lo que les está sucediendo a todos los niveles.

Con su nueva responsable local presente, al menos ofrecieron cierta sensación de interés que, por cierto, tan complicada es de transmitir cuando delante tienes un grupo con diez de los diecisiete concejales que componen la corporación. Y como era Ribadeo, se agradeció que no se preguntase por la residencia.

EL GUSTO. Una actividad muy necesaria para los enfermos renales

El JEFE de Nefrología del Hospital da Costa, Secundino Cigarrán, presentó una campaña consistente en un taller nutricional para enfermos renales crónicos. En principio esta actividad va dirigida a especialistas, nutricionistas y personal de enfermería. Es decir, los profesionales del mundo de la medicina que están en contacto más directo con los pacientes. Se da la circunstancia además de que los enfermos renales crónicos no son precisamente una excepción entre la población, ya que se trata de uno de los males más frecuentes, de modo que lo que aprendan será bien aprovechado.

EL DISGUSTO. La pesca de la caballa soliviantó al sector durante dos días

ESTA SEMANA muchos pescadores de la comarca echaron mal de ojo a Andrés Hermida. El secretario de Pesca del Magrama decretó tras solo dos semanas el cierre de la pesca de la caballa para los pesqueros gallegos. En la comarca de A Mariña pusieron el grito en el cielo porque la cosa estaba yendo bien y no comprenden cómo es que les dejan seguir pescando a los barcos de Asturias, Cantabria y País Vasco. Ante la evidencia, Hermida acabó por tirar por la calle del medio y permitir a los barcos gallegos capturar 300 kilos a la semana. Una cifra insuficiente, pero algo es algo.

Asuntos del pleno
Comentarios