Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

Tres apuntes sobre el Ave

Renfe admite que parchear líneas para ir a 200 por hora, como se plantea en Lugo, es peor que hacerlas nuevas para 300

A ESTAS ALTURAS del culebrón ferroviario gallego ya nadie parece tener dudas de que parchear el trazado de tren entre Lugo y Ourense para convertirlo, como se pretende, en una línea de velocidad alta —entre 200 y 220 kilómetros por hora— y no en una verdadera línea de Ave —de 300 por hora o superior— es un auténtico despropósito. Lo apuntaba en su momento la consultora de ingeniería Ineco cuando elaboró el estudio informativo de la línea Ourense-Monforte, por encargo de Adif y Renfe en tiempos de José Blanco al frente de Fomento, asegurando que el coste de hacer bien las cosas no era tan exageradamente superior al de los remiendos, con la diferencia de que un trazado adaptado al Ave serviría para muchos años, independientemente del tipo de vía, de tren o de sistema de seguridad que se emplease.

Pues ahora fue el director general de Desarrollo y Estrategia de Renfe, Alberto García, quien insistió en la misma idea. Fue hace una semanas, en una entrevista en La Tribuna de Ciudad Real con motivo del 25 aniversario de la alta velocidad en España. Literalmente, este alto cargo de Renfe daba la razón a los que defendemos la teoría de que el Ave se construye una vez en la vida, así que o se hace bien o no se hace.

"Siempre y cuando haya un mínimo tráfico, hay que hacer líneas nuevas de alta velocidad, aquello de ir parcheando lo que había, dicen que sale barato, pero acaba saliendo caro", afirmaba García. Y volvía sobre la misma idea: "Al principio en España había mucho debate, sobre todo entre ingenieros, sobre si era mejor el arreglar las líneas que había para adecuarlas a 200 por hora o hacer líneas nuevas y yo ahora ya no tengo ninguna duda, porque hemos visto que cuando se han hecho líneas nuevas para 300 por hora ha costado menos que arreglar las líneas antiguas, se termina antes, no se causa perjuicio a la explotación mientras tanto y, cuando se termina, se tienen resultados y tiempos estupendos".

Se puede decir más alto pero no más claro. La solución de variantes propuesta por el Eixo Atlántico y diseñada por Miguel Rodríguez Bugarín para Lugo-Ourense mejora lo que hay, evidentemente, pero en cierto modo hipoteca el futuro ferroviario lucense, que si hoy es un anacronismo de trenes diésel en una red nacional totalmente electrificada, corre el riesgo de convertirse en solo unos años en otra extemporaneidad de 200 por hora en una red por la que se circulará mayoritariamente a 300. Claro que, por el momento, en Lugo a nadie parece preocuparle la cuestión.

→ ¿Quedará Vigo a hora y media?

Todo lo contrario de lo que ocurre en Vigo, donde el alcalde, Abel Caballero, anunció anteayer que a principios de junio habrá un concierto de la Coral Casablanca, pero no dentro de la programación cultural sino como el primero de los actos reivindicativos para reclamarle a Fomento el Ave entre Ourense y Vigo por Cerdedo. En la mayor ciudad de Galicia ya nadie pone en duda que su línea sí será de 300 por hora; lo único que quieren dejarle claro al ministro De la Serna es que el tren llegará de Madrid a Vigo sin tener que dar la vuelta por Santiago, como se barajó en su momento, sino que cruzará desde Ourense por el interior de la provincia de Pontevedra, por Cerdedo.

Esa variante estuvo de moda esta semana, después de que el Círculo de Empresarios de Galicia, con sede en Vigo, remitise a Fomento un escrito con una propuesta que, según ellos, abarata costes y reduce tiempos. Se trata de retomar la vieja idea de 2007 de trazar la línea por el sur de Cerdedo y no por el norte, como contempla Fomento, además de hacer en principio una única vía y acortar un túnel. El resultado: 800 millones de ahorro y Vigo a media hora en tren de Ourense. Y si le sumamos la mejora ‘parcheada’ de la línea de Lugo, se conectaría Vigo-Lugo en hora y media, cuando hoy no llegan tres para cubrir el trayecto. La mala noticia para el Círculo de Empresarios es que Fomento no suele aceptar consejos. Y menos cuando se trata del Ave.
Y ya puestos a pedir, hasta sería más útil rescatar aquel proyecto de tiempos de la República del llamado trazado central gallego, en el que desde Lugo se cruzaba precisamente a Cerdedo pero por Lalín, sin tener que ir a Ourense. O mejor todavía: hacer la línea Lugo-Ourense de auténtico Ave, para que en lugar de llegar a Vigo en hora y media se llegue en una. A ver si así, de paso, se contagia en la ciudad de la Muralla algo del espíritu reivindicativo del sur.

→ Madrid, un poquito más cerca

Una buena noticia es que esta semana el tren laboratorio Séneca de Adif pisó Zamora para las pruebas de ERTMS. Su misión es recorrer los algo más de 90 kilómetros entre esa ciudad y Olmedo para auscultarla; es decir, que cumprueba que absolutamente todo, desde los raíles a la catenaria, esté OK. Si es así, los trenes pasarán de circular de los 200 kilómetros por hora actuales a los 250 de tope que permite la seguridad del ERTMS. Podría ser una realidad en junio, lo que acortará tiempos y Madrid estará, de nuevo, un poquito más cerca. 

Tres apuntes sobre el Ave
Comentarios