Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Pedro Sánchez suelta lastre*

El nuevo líder del PSOE apartará a José Blanco del comité federal del partido y junto a él a susanistas como Silva o Barcón

AUNQUE A LAS PUERTAS del congreso del PSOE que ascenderá a los altares a Pedro Sánchez todas las miradas parecen puestas en la configuración de la nueva ejecutiva federal, lo cierto es que el cónclave acometerá movimientos en la segunda línea, el comité federal, que pueden resultar muy interesantes, sobre todo si se analizan en clave gallega. El primero es que la comunidad ganará peso en Madrid al pasar de once a doce integrantes y el segundo es que al nuevo jefe de filas socialista parece que no le temblará el pulso para purgar del órgano a ‘susanistas’ confesos, especialmente a uno: José Blanco.

Primero conviene aclarar que el comité federal no es una reunión de amigos sino que se trata del máximo órgano de decisión entre congresos, que se reúne al menos dos o tres veces al año y que entre sus cometidos tiene los de dirigir la línea política, convocar primarias, avalar listas y candidatos o aprobar programas. Es en realidad una especie de sala de máquinas del partido que combina miembros natos (como los de la ejecutiva, barones autonómicos, portavoces en Congreso y Senado...) con otros electos. En total, casi 300 miembros que tienen más poder real que la ejecutiva.

Dentro de ese grupo de electos un total de 65 los designa directamente el congreso federal, mientras que el resto se eligen en los cónclaves autonómicos. Galicia aporta actualmente al comité once nombres, de los que cuatro se renovarán o ratificarán en la cita de este fin de semana y los otros siete, en el congreso autonómico, previsto inicialmente para principios de octubre. En principio, y si nada lo impide, la intención de Sánchez es la de renovar los cuatro asientos gallegos, que ocupan José Blanco, Mar Barcón, Carmela Silva y Pilar Cancela, aunque lo hará por razones bien diferentes. En el caso del exministro de Fomento parece evidente que en el madrileño existe una especie de sed de venganza o ajuste de cuentas con el que había sido su mentor, que apoyó a Susana Díaz en las primarias y con el que la relación actual no es ni mucho menos fluida. Así, del mismo modo que se especula con que tras la victoria de Sánchez el PSOE se abrió por primera vez la puerta a que se investigue el accidente de Angrois en una comisión política con el fin de salpicar a Blanco, ahora el nuevo secretario general socialista dará otro golpe de autoridad ante sus rivales con la purga del político lucense del comité federal.

Las razones para apartar a Mar Barcón y Carmela Silva podrían ser las mismas: ambas apoyaron a Díaz en las primarias, fueron muy críticas con Sánchez y, para colmo, la primera de ellas es la mano derecha de Abel Caballero. Por lo tanto, una forma de Sánchez de castigar indirectamente al barón vigués, ya que la teoría de apartarlo de la presidencia de la Femp resulta, además de compleja a nivel burocrático, un tanto arriesgada a nivel político para quien intenta coser y dar imagen de unidad.

Caso diferente es el de Pilar Cancela, ya que la razón de que deje el comité federal podría ser únicamente su salto a la nueva ejecutiva sanchista, como mujer de confianza del madrileño en Galicia, algo que se da por hecho tanto en Ferraz como en la Rúa do Pino de Compostela.

Los otros siete miembros del comité federal continuarán al menos hasta el congreso autonómico. Todos ellos son destacados militantes y cargos alineados con el sector crítico y con Susana Díaz: Marisol Soneira, Beatriz Sestayo, Ricardo Varela, María Quintas, Pablo García, Antón Louro y Abel Caballero. Por eso, si las cosas no cambian mucho en estos meses que quedan hasta octubre, parece que la mayoría tampoco tendrá mucho recorrido en la sala de máquinas del PSOE.

→ El misterio de la ejecutiva
Aunque Pedro Sánchez ya avanzó los principales nombres de la que será su ejecutiva y entre ellos no aparece ningún gallego, en la cúpula del PSdeG dan por seguro que Galicia "estará representada" en la dirección de Ferraz más próxima al líder. Parece claro que será Pilar Cancela la elegida, lo que sobre el papel le cerraría la puerta a aspirar al liderazgo del PSdeG en las primarias, después de que el propio Sánchez garantizase que en su ejecutiva no habría lugar para barones autonómicos. También estará en la ejecutiva Abel Caballero por su condición de presidente de la Femp, aunque con un papel y un peso bastante limitado.

A partir de ahí, lo demás ya es pura especulación. A su fiel escudera en Ourense, Rocío de Frutos, parece que Sánchez la prefiere centrada en el Congreso, mientras que la hipotética inclusión del sobrino del alcalde de Vigo, Gonzalo Caballero, parece una maniobra demasiado arriesgada, ya que contribuiría a contaminar más el ambiente ya de por sí cargado que se respira entre los dos bandos del socialismo gallego. Sin embargo, el papel del economista vigués en apoyo de Sánchez en las primarias bien merecería algún tipo de reconocimiento, después de los excelentes resultados cosechados por el ganador en el que sobre el papel era el principal bastión gallego de la andaluza, la ciudad de Vigo.

Por eso no resulta descabellado pensar que ese puesto a mayores que habrá para Galicia en el comité federal, pasando de once a doce miembros, sea precisamente para Gonzalo Caballero.

→ El adiós de Mar Barcón
La socialista coruñesa deja la política tras 18 años como concejala y diputada autonómica. Su bando salió derrotado, tiene contestación interna y lleva mucho en primera línea, por lo que su adiós es normal. Ahora se verá si ella era la causa de la falta de entendimiento de la Marea Atlántica con el PSOE en María Pita o solo una excusa.

MARTIÑO ESTÁ OKUPADO...
En el área fluvial de O Refuxio, a orillas de un Tambre que sirve de límite administrativo entre los concellos de Oroso y Santiago, el lado de Sigüeiro ya está acondicionado para la nueva temporada estival y el compostelano, directamente, da pena. Es una queja vecinal extensible a otras situaciones del día a día que preocupan a los vecinos mucho más que el conflicto okupa. Sin embargo, este último es demasiado suculento políticamente para dejarlo morir, tanto para los prookupas como para sus detractores. En la última semana Martiño Noriega, Agustín Hernández, Paco Reyes y Rubén Cela parece que no tienen otra cosa que hacer —salvo la suelta de globos del viernes en el Obradoiro en una peregrinación de diabéticos— que tirarse los trastos a cuenta de los okupas. Mientras se hable de eso, nadie hablará del Tambre.

...FERREIRO SE METE EN LÍOS...
Semana negra para Xulio Ferreiro, alcalde de A Coruña, al que pillaron jugando al Candy Crush en la tribuna del Congreso durante el debate de la moción de censura y a quien el PP le descubrió que usó el Audi oficial con chófer —al que sobre el papel había renunciado— para un viaje a Portugal. Por lo primero pidió disculpas y sobre lo segundo, no le quedó otra que admitirlo. Ahora, por si fuera poco, el BNG denuncia que hubo diversos viajes de integrantes del gobierno de la Marea Atlántica y sus asesores a cargo del Concello pero sin relación con su labor en el consistorio. De todos los frentes abiertos, el más preocupante sin duda es el del uso del Audi A6. No porque no pueda hacerlo, que como alcalde puede e incluso debe, sino por lo que es capaz de hacer el PP con un Audi oficial en campaña. Que se lo pregunten a Touriño.

...Y FERROL NO TIENE ARREGLO
El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, está haciendo lo imposible por no romper la teoría del péndulo ferrolano, esa por la cual derecha e izquierda alternan en el gobierno municipal cada cuatro años. Solo así se explica el cúmulo de despropósitos que acumula su gobierno, que empezó siendo un bipartito con el PSOE y que, tras la traumática ruptura, acabó conformado por los seis concejales de Ferrol en Común y dos fichajes de socialistas díscolos. Ese equipo de 8 concejales de 25 podría menguar todavía más tras el cabreo de la concejala de obras, Eshter Leira, que este mismo viernesabandonó el pleno cabreada con los suyos porque dice que la tratan como si fuese de la oposición, que no le consultan nada y que, para colmo,el regidor tiene la caja de su departamento vacía. Lo dicho, papelón el de Suárez con un gobierno que no tiene arreglo.

*Este artículo fue publicado el 17/06/2017 en la edición impresa de El Progreso

Pedro Sánchez suelta lastre*
Comentarios