sábado. 10.04.2021 |
El tiempo
sábado. 10.04.2021
El tiempo

El PSOE de Lugo vuelve a empezar

Aunque lo prioritario para Besteiro y Orozco es limpiar su imagen, para el primero el fin de la causa puede suponer algo más

LA JUEZA Pilar de Lara se cruzó en el camino de los dos socialistas lucenses más relevantes de los últimos años –con permiso de Pepe Blanco– en momentos muy diferentes de sus carreras.  José Ramón Gómez Besteiro era la figura emergente, el político que había ido subiendo escalones según el manual: desde el Concello a la Diputación y de ahí a la cima del PSdeG, desde la que pensaba asaltar la Xunta. A José López Orozco, sin embargo, la Justicia lo atropelló a punto de iniciar su quinto mandato municipal, pero ya en esa fase en la que uno carga con 16 años de desgaste político en la mochila.

Sin embargo, eso no cambia la magnitud de la injusticia que se cometió con los dos; ni a nivel político ni mucho menos a nivel personal. Ambos pagaron la pena del telediario, pero también otros peajes más importantes a nivel laboral, porque renunciaron a sus puestos; y a nivel personal, porque sus familias se convirtieron en daños colaterales de un proceso que se alargó en los juzgados durante años. Demasiados. Sobre ellos nunca cayó el duro peso de la Justicia, sino su lentitud, que dilató los tiempos hasta lo humanamente justificable.

A Besteiro y Orozco les tocó navegar en los tiempos en los que la corrupción se puso de moda y empezó a aparecer en las encuestas del CIS como un problema. Los tiempos de las macrocausas y los jueces —y juezas— estrella que pusieron patas arriba la política, donde había tanto miedo a los pinchazos que no se usaba el teléfono ni para llamar a Telepizza. Y en ese contexto arrancó el caso Garañón allá por 2007, como la Gürtel y otras grandes y mediáticas operaciones que se llevaron por delante a alcaldes, concejales, empresarios, diputados...

Besteiro y Orozco no fueron los únicos. Basta abrir un índice de la Pokemon, la Campeón, la Orquesta, la Patos o la Zeta para ver el verdadero alcance de estas prácticas judiciales que, por mucha eficacia que hayan tenido en algún caso concreto, pasarán antes a la historia por el reguero de víctimas que dejan atrás que por haber ayudado a dignificar la función pública.

Es curioso que en pocos días el PSdeG dejó de tener imputados a dos exlíderes, una buena noticia para un partido que, sin embargo, no emitió ni un mero tuit.

El coleccionista de imputaciones

Al alcalde de Lugo, no obstante, la Garañón tampoco le pilló de sorpresa. Orozco ya era un veterano coleccionista de imputaciones, al nivel de aquella concejala ourensana, la también socialista Áurea Soto, que llegó a tener seis frentes a la vez en el juzgado. Y curiosamente en ambos casos la mayoría de ellas acabaron en el mismo sitio: en la papelera. La mala suerte de Orozco es que la Garañón lo pilló en una investidura, la de 2015, en la que acababa de irrumpir aquella nueva política que venía a limpiar toda sombra de duda de las administraciones. Y respaldar a un alcalde imputado no era una buena carta de presentación para ellos. Por eso para Orozco la investigación abierta por la jueza Pilar de Lara no fue una más. Fue el caso que lo mandó a la lona.

Desde entonces se apartó de los focos, aunque reapareció puntualmente para dar su apoyo a Méndez Romeu en unas primarias o, de vez en cuando, expresar sus opiniones o reivindicar su inocencia. Y, de momento, los hechos le dan la razón. Orozco podrá lamentarse de no haber gobernado Lugo 20 o 24 años en lugar de 16, pero en cualquier caso podrá decir que lo hizo siempre sin un atisbo de duda legal.

El aspirante que siempre estuvo ahí

Para Besteiro, sin embargo, el archivo del caso Garañón puede ser algo más que el lavado de cara de su imagen política y personal. A diferencia de Orozco, cuando el 18 de marzo de 2016 cerró tras de sí la puerta de la sala de prensa de la Rúa do Pino de Santiago, Besteiro desapareció para siempre. Ni una entrevista, ni un comentario, ni un tuit. Una estrategia que le permitió no exponerse ni desgastarse y, por curioso que parezca, estar presente sin estarlo. Su nombre siempre estuvo ahí, infundiendo ilusión en unos y recelo —¿temor?— en otros.

Su entorno asegura que lo pasó mal estos años y él mismo está convencido de que lo que hubo contra él no fue una investigación judicial sino una cacería. Ya en julio de 2015 comprobó por donde iban los tiros cuando un auto exprés que parecía hecho a medida de la ocasión truncó su salto al Senado —por designación autonómica—, una plataforma desde la que podía reforzar su mensaje en su camino a la Xunta.  Era un anticipo de lo que ocurriría menos de un año después, en 2016, cuando tuvo que abandonar la carrera a Monte Pío y el liderazgo del PSdeG.

Tampoco olvida que el caso Garañón obligó a pasar por el juzgado a su familia, incluyendo a su suegra cuando estaba gravemente enferma. Ni que en una ocasión le querían obligar a declarar de forma urgente con un abogado de oficio al no poder personarse el suyo. Por no hablar de las dilaciones indebidas que denunció su abogado en múltiples ocasiones... siempre sin éxito.

Ahora, la pesadilla del Garañón se acabó para él. Es cierto que sigue enredado en algún tentáculo de la operación Pulpo, pero lo que verdaderamente le sacaba el sueño era esto. Así que a partir de ahora Gómez Besteiro puede volver a la primera línea política o abandonarla para siempre. Hará lo que él quiera. Pero de momento ya tiene lo más importante: vía libre para hacerlo.

JOSÉ RAMÓN GÓMEZ BESTEIRO
Besteiro
Biografía 
▶ Nació en Lugo el 15 de noviembre de 1967
▶ Licenciado en Derecho y abogado
Política
▶ Concejal en Lugo de 1999 a 2015
▶ Presidente de la Diputación de Lugo entre el 14 de julio de 2007 y el 24 de junio de 2015
▶ Líder del PSdeG de septiembre de 2013 a marzo de 2016 y precandidato a la Xunta

 

JOSÉ CLEMENTE LÓPEZ OROZCO
Orozco
Biografía
▶ Nació en Foz el 15 de septiembre de 1947
▶ Licenciado en Filosofía y Letras y profesor
Política
▶ Delegado provincial de la Consellería de Cultura e Deportes de 1987 a 1990
▶ Alcalde de Lugo desde 1999 hasta 2015
▶ Presidente del PSdeG del 9 de marzo de 2012 al 29 de septiembre de 2013

El PSOE de Lugo vuelve a empezar
Comentarios