viernes. 23.04.2021 |
El tiempo
viernes. 23.04.2021
El tiempo

Más forma que fondo

Feijóo con Pontón y con Caballero. PEPE FERRÍN (AGN)
Feijóo con Pontón y con Caballero. PEPE FERRÍN (AGN)

A LA DOBLE reunión le sobró forma y le faltó fondo. La enorme expectativa generada alrededor del primer gran encuentro de la legislatura entre el presidente de la Xunta y los portavoces de la oposición convirtió San Caetano en un plató y a sus protagonistas en actores con un papel cocinado de antemano, excesivamente guionizado y con pocas concesiones a la improvisación. Por eso casi seis horas de diálogo dieron para lo que dieron. Casi nada.

Nadie daba un duro porque del despacho de Feijóo saliesen grandes acuerdos de país, porque esos hace tiempo que no existen. Y tampoco nadie esperaba un enfrentamiento agrio entre los líderes políticos gallegos. Para eso ya están las sesiones de control del Parlamento, como bien recordó Pontón. Así que al final la cosa quedó en cordialidad y punto.

Lo relevante es que, como ocurre en las elecciones, todos salieron contentos. Incluso los ciudadanos, que vieron como en el actual contexto político conseguir rebajar la tensión y apagar el ruido de fondo, aunque sea durante unos días, ya es todo un éxito.

A Ana Pontón hay que reconocerle el mérito de ser la impulsora real del encuentro, ya que fue una petición suya al presidente por carta la que activó la agenda. Y suya también fue la idea de vetar una reunión a tres bandas, ya que le interesaba reforzar su rol de líder de la oposición en Galicia. Logró su foto a solas con el presidente y colocó sobre la mesa parte de su agenda. Objetivo cumplido.

También Gonzalo Caballero salió contento del encuentro. Tras un año con la pandemia capitalizando absolutamente todo, la oposición —la gallega y la de cualquier lugar— tiene enormes dificultades para hacerse un hueco en una agenda monográfica. El poco tiempo que dedican los ciudadanos a la política en este contexto es para escuchar la información oficial que les incumbe. Y esa siempre la da quien gobierna. Por eso para él la reunión de ayer fueron tres horas de ‘prime time’ mediático de las que tardará tiempo en volver a disfrutar. Y en su rol institucional, ya que últimamente es más protagonista en su papel orgánico, lo que no le conviene.

Y en cuanto a Feijóo, cumplió con el expediente e incluso reforzó su pinza con el BNG contra el Gobierno al aceptar todas las propuestas de Pontón que tienen que ver con presionar a Madrid, como la industria y el autogobierno.

Quizás cuando estos encuentros dejen de ser extraordinarios —uno o dos por legislatura— y sean más frecuentes, empiece a pesar en ellos más el fondo que la forma.

Más forma que fondo
Comentarios