martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

La afinación lucense del PSOE gallego

La mariñana Teresa Facal, figura tan imprescindible como alérgica al protagonismo, pilota ahora la transición en el socialismo gallego
 
Touriño y Teresa Facal. ARCHIVO
Touriño y Teresa Facal. ARCHIVO

CUANDO EN 2019 el PSdeG de Ames presentaba su candidatura a las municipales costaba encontrar en la foto a Teresa Facal. Estaba en la última fila, casi oculta. Y no porque fuera de suplente en el equipo de Miñones, sino porque seguramente escogería el mismo lugar si se presentase de número tres o de cuatro. En el fondo, eso es lo que lleva haciendo más de dos décadas en el PSdeG: trabajar sin asomar la cabeza ni levantar la voz.

Alérgica al protagonismo, esta socióloga de Cervo nacida en 1974, casada y con dos hijos y residente desde hace años en Ames, es una figura imprescindible dentro del socialismo gallego reciente. Y aunque es posible que de puertas para afuera muchos no la conozcan precisamente por ese perfil reservado, dentro del partido podría presumir —aunque no lo hará— de ser la persona que más militantes conoce o la que más kilómetros lleva a cuestas por las agrupaciones locales de toda Galicia. Trabajó con todos los secretarios generales y ahora tiene una nueva encomienda: coordinar el comité designado por Ferraz para organizar el congreso y el propio PSdeG en esta convulsa transición entre líderes.

→ De Cervo a Touriño

Afiliada al PSOE desde 1988, sus primeros contactos con la políti ca fueron en el Cervo de la época, gobernado por el socialista Roberto Álvarez y con concejales con proyección como Ismael Rego o Luis Ángel Lago Lage. Una buena escuela desde la que dio el gran salto a la política gallega en el año 2002, donde de la mano de Antón Louro y sobre todo Ricardo Varela se convirtió en jefa de ga binete del secretario general del PSdeG, Emilio Pérez Touriño. Con él estuvo hasta 2009, tanto en el partido a nivel orgánico como en el gabinete presidencial durante el bipartito; y formó parte de la ejecutiva gallega.

Cayeron Touriño y el bipartito, pero Teresa Facal siguió a lo suyo: trabajando en el PSdeG. Bien en la sede de O Pino, bien como asesora del Parlamento o en el gabinete con todos los líderes socialistas. Desde Pachi Vázquez a Besteiro, el periodo transitorio de Pilar Cancela e incluso en la campaña a la Xunta de Leiceaga. Y también Gonzalo Caballero la nombró jefa de gabinete, pero ahí sí que no hubo feeling. Con el vigués solo duró tres meses y ella mismo pidió ser reincorporada a su puesto de técnica, pero la directiva socialista del momento no se lo puso fácil.

→ Nueva etapa en A Coruña

Así que en cuanto pudo, tras las municipales de 2019 en las que fue como suplente en la lista de Ames, se incorporó como asesora al gabinete técnico del presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, además de ser la coordinadora de organización del PSOE en la provincia. Fue ahí donde tejió parte de los lazos con el equipo de Valentín y donde coincidió con gente con la que había compartido despacho en las épocas de Touriño, como Enma Cid. Una nueva etapa en cuanto a responsabilidades y gente, pero en la que esta mariñana siguió ha ciendo lo de siempre: trabajar por el partido sin mucho ruido.

Sin embargo, como la vida política da muchas vueltas, y la del PSdeG todavía más, las circunstancias obligaron a Teresa Facal a salir de nuevo a la luz. La victoria de Formoso en las primarias y la designación por parte de Ferraz de un nuevo equipo en Galicia para pilotar la transición y la organi zación de un congreso que estaba muy verde a un mes de su celebración pusieron todas las miradas en ella. Porque en el fondo no hay en el PSdeG nadie con tantos congresos a cuestas, con tantos contactos ni con tanta experiencia en la sala de máquinas del socialismo como ella. Por eso la designaron coordinadora del nuevo comité.

Porque al final, los próximos días 7 y 8 de diciembre algunos subirán al atril a mover la batuta, pero la orquesta jamás sonará bien si alguien no afina los instrumentos. Aunque la afinadora nunca salga en la foto.

La afinación lucense del PSOE gallego
Comentarios