Miércoles. 22.05.2019 |
El tiempo
Miércoles. 22.05.2019
El tiempo

Licenciada en Filología, ” freak ” del costumbrismo , y consumidora de “pelis” de amor . Me encontré con el personaje de Marta Está Harta ya hace años y hemos llegado hasta este blog como contadoras de historias.

Ahora como madre cuaretañera de una adolescente del SXXI.

Me he inventado un pasado por mi hija adolescente

ESTE ES uno de los principales problemas que tienen muchos padres de adolescentes, que en su afán de ser perfectos para sus hijos se han inventado una adolescencia que no existió, una adolescencia perfecta llena de momentos idílicos en los que no existieron ni suspensos, ni broncas, ni botellones. Y lo peor es que se la terminan creyendo, hasta tal punto que se les ha olvidado su adolescencia rea. Esa adolescencia en la que había gritos, lloros, portazos y algún suspenso.

Recuerdo perfectamente el día que tomando un café con mi madre, ella me observaba mientras narraba las mil y una aventuras de la pequeña adolescente. Me dejó desahogarme a gusto, y al final me miró muy seria y me dijo: "¿Tú no te acuerdas de tu adolescencia, de las que nos hiciste pasar?". Me quede pensativa cinco segundos y efectivamente, tenía razón mi santa madre, ya no me acordaba de cómo era yo con 15, y lo que es peor las que liaba con 18, espero que a mi hija no le de por hacer las que hice yo. Me había inventado una adolescencia perfecta para mi hija. 

Me he inventado que "nunca" protestaba como hace ella, y mentira. Me he inventado que "nunca" quería salir como le pasa a ella, y mentira,  yo me pasé media adolescencia llorando por salir a la calle.

Me he inventado un expediente académico impoluto,  para mi hija nunca suspendí en septiembre,, y  mentira , yo fui la reina de los aprobados de septiembre. 

Pero lo peor no es que intentes darle a tus hijos un ejemplo de adolescencia perfecta, lo peor es que te hayas olvidado de tus trastadas de adolescente, y en consecuencia has perdido la capacidad de empatizar con tu hijo, cuando las lía. Y la empatía es muy importante en la vida... y en esto de educar es muy importante la empatía, ser capaces de entender a nuestros hijos, de ponernos en su piel  y comprender que esto de la adolescencia se basa en un patrón de comportamiento, del que ya hablaba Aristóteles, y que tu hijo no es un psicópata empeñado en dinamitar tu vida familiar, solo es un adolescente en apuros, que ya es bastante.

Me he inventado un pasado por mi hija adolescente
Comentarios