Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

Licenciada en Filología, ” freak ” del costumbrismo , y consumidora de “pelis” de amor . Me encontré con el personaje de Marta Está Harta ya hace años y hemos llegado hasta este blog como contadoras de historias.

Ahora como madre cuaretañera de una adolescente del SXXI.

¿Cuándo me convertí en una madre mayor? 

ÚLTIMAMENTE, CADA mañana, cuando estoy arreglándome a todo correr intentando salir de casa con el mejor aspecto posible —que se puede cuando tienes una vida llena de días de 30 horas—, justo en ese momento del maquillado mi hija adolescente se convierte en jurado de moda y estilo, me inspecciona de arriba abajo y me dice: "¿Vas a salir así?". "Así ¿cómo? —le preguntas— ¿Así con mis pantalones de siempre , mi camisa Oxford y mis zapatos de cordones?". "Así mamá", te insiste, así como siempre de madre mayor, de madre carca, y ahora tenemos un último adjetivo: de madre monjil.   

Ella suelta ese repertorio de críticas estilísticas sin que se le mueva una pestaña, cosa que tampoco me extraña porque esas pestañas bastante tienen con soportar el peso del rímel. Y tú te quedas mirándote al espejo, pensando que quizás a la pequeña "gurú de la moda" no le falte razón. Pero luego la ves a ella con sus zapatos de rueda de tractor, que aún me preguntó de dónde los sacó porque yo no los compré, su maquillaje de fiesta de fin de año que se pone todas las mañanas para ir al instituto, una sudadera mía que ha cortado y recortado, porqué ella ahora es influencer y se tunea su propia ropa a golpe de "tijeras de pescado". Y entonces es cuando me doy cuenta de que eso de ir de madre carca no está nada mal. 

En ese momento Su estilo a juicio no puedo evitar defenderme: ¿Yo, una madre "carca"? Querida, con lo que yo fui, con mis cortes de pelo a lo Meg Ryan y mis Lewis 501. Yo era la reina de la facul, entonces mientras tú te explicas ella te mirá como si estuvieras recitando la lista de los reyes godos, y te das cuenta de que tu propio lenguaje te delata. Eres una antigua, hablas de la facul, de una tal Meg Ryan, de unos pantalones que ya ni se conocen y de lo favorecedor que es el punto inglés en invierno, te gustan los zapatones clásicos y no crees en las tendencias de las youtubers. Estás totalmente fuera de onda y tu hija te lo hace saber cuándo dice eso de "mamá  eso ya no se lleva, eso es de tus épocas".

Yo, que soy bastante cabezona, me quedo pensando que si ahora se lleva la ridiculez de meter un oversize de lana por dentro de los pantalones de Cantinflas, luciendo los tobillitos al aire aunque esté nevando, lo mismo prefiero seguir estando en mis épocas. Si tengo que comparar a las Kardashiam con Meg Ryan, pues me quedo con Meg y su aspecto "monjil".  

¿Cuándo me convertí en una madre mayor? 
Comentarios