Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Licenciada en Filología, ” freak ” del costumbrismo , y consumidora de “pelis” de amor . Me encontré con el personaje de Marta Está Harta ya hace años y hemos llegado hasta este blog como contadoras de historias.

Ahora como madre cuaretañera de una adolescente del SXXI.

Comprando en los chinos por internet

Captura
Captura

CON ESTO de tener una hija adolescente estoy al día de todas las novedades y modas que corren por el singular mundo de esta edad. Desde eso de que hay que llevar los 'tobillitos' al aire aunque estemos en plena “ola polar”, hasta la nueva tendencia (nueva por lo menos para mí) de comprar por internet cualquier cosa, desde una funda de móvil hasta unas zapatillas, y de maquillajes y complemento, ya ni os cuento la cantidad de cosas que venden estos de AliExpress.

No sé si habéis entrado alguna vez en AliExpress, o es más si habéis comprado alguna vez a AliExpress. Yo una vez, después de mucha insistencia de la adolescente, unas zapatillas de imitación que tardaron casi tres meses en llegar, ni que vinieran en diligencia y que venían de lo más cutre empaquetadas, ni caja ni nada. Y al abrir el ' zurullo /paquete se desprendía un olor a plástico puro petrolero… Que solo desapareció con el uso de las zapatillas , que fueron adquiriendo un olor a pies horroroso , supongo que por su cualidad de 'no transpirables'.

Estas páginas de chinos, que te lo venden todo son un furor para las adolescentes. Yo cada 5 minutos recibo un pantallazo por el whatsapp con 'algo', que es imprescindible para la vida de la adolescente y que va apuntando en una lista virtual dentro de la página, que se llama "mis deseos". Ya son listos los chinos poniendo este romántico nombre a la lista de cosas inútiles que quiero comprar y terminaré tirando.

Yo me paso el día intentando disuadir a la adolescente de este tipo de compra compulsiva de productos made in china, que en ocasiones no salen bien ni en las fotos. Yo es que no veo que esas compras sean útiles y me baso en argumentos de calidad como la espera del pedido, o que la foto no refleja normalmente todos los defectos del producto. Ella me contraargumenta con el tema del precio y la famosa frase de "todo el mundo lo tiene", frase que viene utilizándose desde que el mundo es mundo para convencer a los padres de algo que no les gusta nada.

Yo no me dejo convencer y remato con el argumento de "cuando apruebes", otra famosa frase que se usa para dar largas a los hijos y pasar a otro tema.

Ayer miré por curiosidad la lista de deseos de mi adolescente en AliExpress y es muy larga y de tan larga es bastante cara, ya le he dicho que la vaya reduciendo, que veo innecesarias muchas de las cosas que hay allí, como por ejemplo un pack de 30 brochas de maquillaje, otro pack de 15 tangas, y uno de 10 fundas de móvil, que al parecer todo el mundo tiene.

Debo de ser la madre más carca de Lugo porque no entiendo dejar comprar a una niña de 15 años un pack de 6 barras de labios rojas o un pack de 15 tangas, y es que en AliExpress todo viene en packs debe ser que se gasta rápido.

Yo prefiero el comercio de proximidad, comprar las cosas de una en una, preguntar a la señora de la tienda , contarle mi vida y la de la adolescente si procede, e irme a casa pensando que he hecho una buena compra y si no es así protestar al día siguiente. Pero es que yo soy una madre carca muy poco políticamente correcta y poco adaptada a los tiempos que corren.

Comprando en los chinos por internet
Comentarios