Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Una especie de magia rara

NO ME gusta la expresión "políticamente incorrecta". Cansa. Se repite. No es acertada en casi ningún caso. Se asocia a subversivo, a contestatario, a inadecuado, a indisciplinado. La realidad necesita almas insurrectas, la humanidad requiere valentía. Cuando la política sea correcta en todas sus dimensiones, los ciudadanos responderemos en consonancia. Pero hay demasiadas cosas que no funcionan como deberían y, por tanto, lo incorrecto no es inconveniente, sino lógico. 

No tiene que ver lo irreverente con lo descortés, tiene que ver con una cierta osadía para afrontar situaciones injustas, arbitrarias y de pensamiento único. ¿De qué lado está, pues, lo engañoso, lo escurridizo?

La serie Rita es danesa y ha sido mayoritariamente calificada como políticamente incorrecta. Su protagonista es una profesora que tiene problemas para acatar la autoridad cuando la autoridad dispone normas estúpidas. Otras veces no son tan estúpidas, pero ella decide si seguirlas o no. Lo que ocurre con este personaje es que lo han situado en un extremo para enfocar la parte en sombra contra la que se rebela. Una sociedad muy parecida a la nuestra, por muy nórdica, que sea que tiende a tropezar con determinados conceptos, que se atasca y se pone corsés voluntariamente. ¿Es miedo? Si lo es, seamos políticamente incorrectos. 

Los capítulos giran en torno a ella, profesora, digamos, indomable, con sus métodos educativos propios, creativos y eficientes y madre de tres hijos con sus conflictos asociados. Luego está ella, con su individualidad y sus batallas. El tono es de una comedia ligera, la temática es interesante porque lo que aborda es lo que hay, lo que existe. Al situarla en el extremo de una narración políticamente incorrecta pasan dos cosas: refuerzan las tonterías que sustentan muchos hábitos sociales, las falsas verdades y, pongamos, el buen camino para el buen ciudadano. Por otro lado, exageran la indocilidad para caer en lo que parecen criticar. Estamos entonces ante una historia dentro de otra historia que si se ve rápido parece una cosa y si nos paramos un poco, saltan algunos resortes no demasiado agradables. 

Porque: celebramos que Rita sea libre; que se comporte, en todos los sentidos, en base a sus compromisos consigo misma y con el mundo. Pero, a medida que la serie avanza, descubrimos que lo que le pasa es que está sola, triste y vacía. ¿Qué rebelión es esa? ¿Finge ser políticamente incorrecta porque no consigue lo establecido y aceptado, que es, en verdad, lo que ansía? 

Con todo. La serie acierta bastante a la hora de plantear esas luchas que están en la educación, en las escuelas y en las familias; acierta con la zozobra de una sociedad que no está satisfecha, ni feliz ni esperanzada. Una sociedad en la que cada ámbito le pasa la pelota al siguiente, y así, vuelve a estar en el punto de partida, una y otra vez. Hay unos que se empeñan en perpetuar los mismos errores ancestrales. Lo rancio siempre tiene sus acólitos. Y otros se empecinan en romper redes de hermanamiento en aras de una libertad falsa. Nada de eso es políticamente incorrecto sino equivocado. Y después están los otros, los que no tiran hasta hacer caer, ni empujan, ni rompen nada, ni gritan o cantan o escriben lo incorrecto, ni se juntan o se separan o se mueven en la dirección que sea, ni crean algo que no estaba y que ayuda a sonreír —sea lo que sea—; esos, que se mantienen en una cómoda posición privilegiada y son y serán, por siempre, políticamente correctos.

No serán ellos lo que hacen del ser humano una especie de magia rara, digna de conservar. 

Que siempre suene bonito
Devastadores problemas estéticos inundan las calles. Y nosotros, los otros, los no devastados, no podemos permitirlo. ¿Que hemos pensado? Crear un programa en DKISS. Porque eso siempre es una solución. Para arreglar los desaguisados de las caras difíciles —seamos políticamente correctos—. Esta cadena siempre está, de un modo u otro, ayudando a la humanidad de un modo muy diplomático. Habla de familias pequeñitas y no dice enanos porque suena mal ¿No es encantador?


Título: Rita   Creador: Christian torpe
Reparto: Mille Dinesen, Lise Baastrup, Nikolaj Groth
Cadena: Netflix   Calificación: 3/5
 

Una especie de magia rara
Comentarios