Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Mapa calculado del futuro

Título: The girlfriend experience.
Creador: Steve Soderbergh.
Reparto: Riley Keough, Paul Sparks, Mary Lynn Rajskub .
Cadena: Starz.
Calificación: ●●●○○

EL TEMA es la prostitución de lujo. La protagonista es una estudiante de Derecho que, al tiempo que hace prácticas en un bufete de renombre, se dedica a satifacer a clientes tipo: hombres de negocios casados e incomprendidos por sus esposas o en sus trabajos o en ambos territorios. Inmensamete ricos, que van de hotel en hotel y de ciudad en ciudad, que saltan a su yate de fin de semana o se adentran en su yet privado para dar una pequeña vuelta al mundo. La soledad de ellos se combina con la de ella de un modo peculiar y atractivo. Las motivaciones, tanto de los demandantes del servicio como de la protagonista, ni se cuestionan ni se plantean. Están ahí y quién quiera que juzgue. Los porqués se convierten en preguntas que arrastra el viento. No se trata de analizar las razones profundas que llevan a una estudiante a tomar esa decisión -lo que parece acertado y beneficioso para la serie-, lo que se alza ante los espectadores es un thriller bien construido, con un telón de fondo que podría haber caído en el morbo, pero que sabe contenerlo, consigue manejarlo y equilibrar entonces la historia. Así, lo que se recrea en los trece capítulos de la primera temporada es un universo individual que, de algún modo, se eleva por encima del colectivo, logrando, capa a capa, no solamente mantenerse a flote, sino salir airosa, triunfante, libre. La frialdad de la protagonista es el elemento que marca el tono absoluto de la serie. Y la atmósfera que la envuelve sigue su estela, no al contrario. Es ella, personaje principal, la que va delimitando su propio mundo. La precisión con la que dibuja el mapa de sus acciones sella su futuro. Nada fuera de línea, nada al azar que dificulte la consecución de su meta.

Lo interesante es que quizá esta chica no tenga meta. Los objetivos y, sobre todo, los caminos, pueden aún mostrarse difusos para una estudiante. Lo que se le ocurre ofrecer lo ofrece y a muy buen precio, y ya le va bien. Los planos cortados, los encuadres angulosos, los claroscuros, pueden significar soledad, aislamiento o, sencillamente, ambición y triunfo, o, quizá no posean significación alguna. La tendencia a moralizar se aplaca con el giro de guion y convierte el argumento en mucho más que cliente va cliente viene. La perspectiva desde la cual se enseña a la protagonista es la adecuada para el posterior desarrollo de una trama de intriga y corrupción. Se abren diversas lecturas y eso es acertado con un tema que, normalmente, admite una lectura única.

Tenemos pues a Christine Reade -Chelsea, en sus horas de trabajo- que parece alimentar su doble vida con un ansia extraña y, en principio, nada destructiva. Su existencia transcurre en un entorno totalmente alejado de lo que podría considerarse como calor de hogar o calor, sin ir más allá. Nada de amistades, nada de familia, nada de relaciones humanas que desvíen la mirada de alguien que ni se confunde ni se desboca, ni pisa en campo equivocado. Hasta que llega un punto. Ese de no retorno que es justo a partir del que se quiere volver.

El comportamiento calculado de Chelsea comienza a tambalearse cuando es Christine la que actúa y la que toma decisiones. Esa separación, esa duplicidad, crea una situación casi de enfrentamiento entre la una y la otra, lo que acelera el ritmo de la historia y tensa las cuerdas al tiempo que evoluciona la trama de la intriga.

The girlfriend experience trata pues de muchas cosas en una, tiene multitud de capas en un solo personaje y esa es su fuerza y con ella sale adelante. Es Soderbergh, pero no tanto y, gracias a eso, se equilibra.

El zumba superación

TROPIEZOS, FRACASOS, caídas. Te hundes, pero te levantas. Y sigues. Dándolo todo. Porque la vida es eso, desplomarse para después elevarse con más fuerza, con determinación, siempre. Son historias de superación que se pueden aprender con La odisea o con Vivir bailando. Un programa que te abre los ojos y te muestra un mundo nuevo a través del zumba. Si lo de leer no es lo suyo, el zumba, amigos, viene para quedarse. En Dkiss. Y si ya se combinan ambas actividades, buf.

Mapa calculado del futuro
Comentarios