Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Consecuencias del delirio

Título: MARCELLA

Creador: Hans Rosenfeldt

Reparto: Anna Friel, Nicholas Pinnock, Ray Panthaki

Cadena: ITV

Calificación: 3/5 

HAY UN LIBRO, una obra de teatro, titulada ‘An inspector calls’, que aquí se tradujo como ‘Ha llegado un inspector’, del escritor y dramaturgo inglés J.B. Priestley que urge leer. No por nada, salvo que es delirantemente buena. No es tampoco casual el adverbio, hay un componente de excitación mental en la historia, un elemento de perturbación, que siembra una duda en el lector y que, no solamente no queda resuelta en el desenlace, sino que, al contrario, acrecienta la incertidumbre y deja una sensación de incomodidad racional. Ocurre lo mismo con ‘Marcella’, la serie de hoy. Son universos completamente distintos y, sin embargo, hay una serie de nexos temáticos interesantes. Las similitudes se centran en un argumento en el que tienen lugar un asesinato y una posterior investigación y en un universo paralelo, allá en lo profundo, que está tocando asuntos como lo verdadero y lo falso, la apariencia y la realidad. Y en cómo esas dicotomías podrían ser reflejo de algo más. El desmontaje de toda una estructura ideológica y de clase está perfectamente mostrado en la obra, paso a paso y de un modo impresionante, con un impacto en el lector de esos que vale la pena sufrir. La serie no logra ese esplendor, pero intenta mantener un nivel que no acaba de dejar al espectador indiferente. Algo tiene. Algo sucede que nos inquieta. Lo primero es la música, que ya nos anuncia tensión. Y lo siguiente es el progresivo conocimiento de la protagonista que, lejos de tranquilizarnos, nos desasosiega más aún. Está bien trazado el personaje principal, posee suficientes conflictos como para que su desarrollo no resulte plano, está bien llevada esa terrible duda interior, a través de un habitual recurso que consiste en proporcionarnos a los espectadores la misma información con la que cuenta el personaje, de manera que sus sustos y sorpresas son los nuestros. Se logra, de este modo, una identificación mayor y de mayor impacto. 

‘Marcella’ es una serie que despliega dos niveles narrativos que no siempre se entrelazan con total acierto pero que ejercen ambos funciones primordiales. Por una parte, se encuentra el universo mental de la protagonista que parece seguir su propio ritmo y tener su propia historia, lo que obliga al personaje a mantener una eterna lucha con su propio yo que, por momentos, llega a resultar demencial. En el transcurso de semejante batalla, nosotros nunca llegamos a tener claro lo que ocurre de verdad, no sabemos si lo que se nos muestra es producto de la imaginación –enferma, suficientemente trastornada– del personaje o es la realidad. Ese juego no es nuevo, pero es efectivo. La serie pertenece al fenómeno llamado '‘nordic noir'’, con una preeminencia importante de protagonistas femeninas, caracterizaciones intensas y brillantes en una mayoría digna de mencionar. Recordemos ‘Forbrydelsen’, en primerísimo lugar, o ‘Borgen’, o ‘Bron Broen’. Por cierto, el creador de esta última es el mismo que creó ‘Marcella’

Puede que fuera el miedo a no repetirse. Pero lo cierto es que en ese intento –si es que así fue– de alejarse de las referencias anteriores, Hans Rosenfeldt se decanta por un personaje femenino que tiene mucho que decir y que, sin embargo, no llega a decirlo. Hay, en la trama, un puzzle demasiado enmarañado de secundarios que nos aleja del terreno principal que es el realmente interesante. El de ella. Y su pequeño problema. 

Si están un poco nerviosos por algún motivo ajeno a la serie, casi mejor dejen pasar un tiempo antes de ponerse a verla. Entretanto, no estén sin hacer nada. Lean a Priestley. Y disfruten de lo mejor.

Very important People

Hubo un programa. ‘Levántate’. Y ahora hay otro. ‘Levántate all stars’. En Telecinco. Presentado por Jesús Vázquez. La fórmula es esa. Prueban con uno. El de concursantes anónimos. Si funciona, se lanzan con los concursantes VIP. Es un concurso de talentos del cante. Para darle el puntito, los dúos están vinculados por una relación de parentesco o amistad. Así que va la niña con el papá o dos amigos del alma. Y lo dan todo. En ‘All stars’ están Alaska y Mario Vaquerizo. Claro.

Consecuencias del delirio
Comentarios