jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

Besos en las calles

El famoso beso fotografiado por Alfred Eisenstadt
El famoso beso fotografiado por Alfred Eisenstadt
El 2 de mayo ya esta aquí, como todos los años, pero este trae cierto aire de liberación. En este 2 de mayo las zapatillas de deporte huyen del armario, los pulmones se llenan de aire virgen y los marineros besan a las enfermeras por la calle mientras por la radio suenan canciones de victoria. Aunque aún no hemos ganado nada, lo cierto es que cada paso que damos hacia delante nos acerca un poco más al mundo que dejamos atrás hace cosa de una eternidad. Son muchas las cosas que echamos de menos y de las que estaremos más cerca a partir de este 2 de mayo: andar al aire libre, correr, comer fuera, también beber, que nos dé el sol, mojarnos con la lluvia... Pero hay una que se nos ha olvidado y que es de los mayores robos que nos ha hecho este perverso coronavirus: el placer de volver a casa. Sí, es irónico, lo sé. Escribo esto a 1 de mayo y llevo todo el día pensando en cómo será el momento de regresar después de gastar mi hora de autodeterminación. ¿Qué pasará cuando me acerque al que ahora es el lado oscuro de la puerta? Supongo que poca cosa, es mejor ser cauteloso, pero tarde o temprano llegará el día en que encerrarse será un placer, un premio merecido. Y entonces sí que habrá besos en las calles.

Besos en las calles
Comentarios