jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

Bares de drogadictos

Robe Iniesta
Robe Iniesta

De joven frecuentaba un bar donde el dueño tenía vetado a Extremoduro. Lo sabíamos, pero cada noche le íbamos con la misma película.

-Eh!, pon Extremo...

-No, que se me llena el local de drogadictos.

Nos hacía gracia que siempre contestara lo mismo; sobre todo porque el garito estaba lleno de borrachos, había peleas cada dos por tres y era habitual que la Policía llamase a la puerta. Pero eso sí, Extremoduro no sonaba ni de coña.

Aunque era graciosa, la historia tenía un poso de tristeza. Por lo menos para mí, que ya por entonces era un fanático de la banda de Robe Iniesta. Hablo de los años 90, cuando Extremoduro solo existía en cintas que se grababan de un disco nodriza que nadie tenía. Pasaron los años y dejé de ir por aquel bar, pero no de escuchar a Extremoduro, que alcanzaron un éxito con el que nunca habían soñado (yo tampoco).

En 2020 harán su gira de despedida tras dejar por el camino cintas, CD, vinilos y blu-rays repletos de joyas. Han llenado estadios, recibido premios, y yo haré todo lo posible por verlos una última vez. Pero que conste que me gustaban más cuando estaban censurados porque llenaban los bares de drogadictos.

Bares de drogadictos