sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

Tres horas de ánalisis

Queda por ver si la crisis abierta en el PP de Monforte se ha cerrado de forma segura

NO SÉ lo que pensarán ustedes, pero yo lo tengo meridianamente claro. Una reunión en la sede del Partido Popular de Monforte de más de tres horas de duración induce a pensar que había mucho que aclarar sobre la estrategia con la que presentarse a las elecciones municipales que tendrán lugar dentro de tan solo seis meses, pero también analizar cómo se llegó a la situación de crisis interna en relación con este asunto desde que se supo que la dirección del partido tenía la clara intención de sustituir a Julia Rodríguez Barreira, no dejando que se presentase por tercera vez al asalto de la alcaldía monfortina.

La responsable provincial de esta formación, Elena Candía; y su primero, el secretario de organización Juan Carlos Armesto, tuvieron que dar múltiples explicaciones para justificar una situación que se les fue de las manos, como que Julia Rodríguez desconociese que no contaban con ella mientras era ‘vox populi’, que esta entrase en cólera cuando se enteró de ello a través de las páginas de este diario y que acudiese a Santiago para hablar con el presidente del PP y también de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para saber qué se cocía, amén de decirle que estaba más que dispuesta a continuar, que la bajada de votos de las elecciones de 2015 se debió a la situación general del partido, perdiéndose alcaldías en toda España, y no por su culpa.

La entrevista con Feijóo puede leerse como un claro desprecio hacia sus inmediatos superiores, los provinciales, con los que no mantuvo contacto alguno durante nueve largos días, desde que saltó la liebre de que el joven empresario monfortino Roberto Eireos sería el cabeza de lista.

No deja de ser curioso que aquellos que apoyó, Candía y Armesto, en vez de a la soberesa Raquel Arias, hayan sido quienes pongan fin a su carrera política y la hayan despreciado actuando a sus espaldas.

Independientemente de quién encabezará la lista de las municipales, lo interesante es conocer si la crisis abierta en la ciudad del Cabe se ha cerrado satisfactoriamente, con la aplicación de puntos de sutura, o si por el contrario ha sido colocada una tirita.

Lo veremos pronto, cuando comience la precampaña electoral. Será cuando sepamos cómo está de cohesionado el PP, sin olvidarnos de los resultados que se obtengan en las urnas.

Según una encuesta realizada por el Partido Socialista en el mes de diciembre del pasado año, los populares mantendrían los cinco concejales actuales. Me gustaría saber si el PP dispone de una. Estoy convencido de que sí, como de que los resultados no fueron tan amables para sus intereses como los del PSOE.

Es la única forma de entender los motivos para cambiar las caras de la candidatura, apostar por una persona joven, de 41 años, muy conocida entre gente de menor edad que él y por los que le superan en hasta 15 años. Es un importante nicho de votos los que hay en este segmento de edad.

Muchos de ellos, vista de nuevo la encuesta socialista, son una importante parte del 36 por ciento de la población, según manifestaron los encuestados, que todavía no tienen decidido a quién entregarle su voto.

Cambiar de caras puede dar resultado, aunque habrá que ver qué hace Ciudadanos, que ya anunció su intención de presentarse en Monforte. Este partido, que comparte muchos rasgos con el PP, podría ser un verdadero dolor de cabeza para los populares. Todo dependerá de su cabeza de lista, si es alguien con más tirón que la opción elegida por el PP.

Se avecinan unos meses muy interesantes desde el punto de vista político en este escenario de las elecciones municipales, siempre tan cercanas y casi siempre tan emocionantes. Siempre es de agradecer que alguien le ponga un poco de pimienta, como ha hecho el PP.
 

Tres horas de ánalisis
Comentarios