martes. 15.10.2019 |
El tiempo
martes. 15.10.2019
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

Tótum revolútum

Los pequeños asuntos de actualidad en la comarca se amontonan revueltos

Vista parcial de Monforte de Lemos. AEP
Vista parcial de Monforte de Lemos. AEP

TRANQUILÍCENSE, POR favor. Lean unas cuantas palabras más antes de dejarme por imposible. Si estaban preocupados de que volviese a acribillarlos con mi pasión hacia la labor que lleva a cabo el consorcio de turismo de la Ribeira Sacra, personificado en la gerente Alexandra Seara, están a salvo. No tengo intención alguna de bombardearlos con datos que hablan de una excelencia turística que va a más. Tampoco deseo que participen de mi reflexión sobre la necesaria profesionalización del sector, empezando por la hostelería, para que entre todos seamos capaces de atender como se merecen a los que se acercan a conocernos. Me refiero al trato afable y a la oferta de productos de calidad, que aquí, gracias a Dios, no faltan. Sobran.

Otro asunto que no pienso tocar por recurrente aunque tenga una gran incidencia en la zona, es el mundo del vino. Ustedes saben perfectamente qué representa y cuánto puede ayudar al desarrollo de la zona siempre y cuando las cosas se sigan haciendo bien, como desde hace 25 años, cuando echó a andar la denominación de origen. Sigamos en la senda de la calidad y no busquemos la cantidad. La avaricia siempre rompe el saco.

Tras pensar qué verdadero asunto les resultaría de su agrado tuve la tentación de hacer un análisis sobre la relación entre el alcalde, el socialista José Tomé; y la portavoz del PP en la corporación, Julia Rodríguez Barreira, pero como simplemente sería comentar asuntos políticos, sin morbo alguno con el que sazonar sus desencuentros, decidí, una vez más, dejarlo y no aburrirles.

Y aquí estamos. Casi a mitad de camino entre el principio y el final de esta sección desconociendo todavía el asunto cotidiano de su interés, estimado lector. Reflexionar sobre los presupuestos de la Xunta de Galicia en lo que se refiere a la Ribeira Sacra me parece fuera de lugar. Solo con echarle un ojo a los números, cualquier mortal sería capaz de inferir una conclusión. Sin más. Sin mi ayuda en forma de opinión.

Así que poco me queda por tirar de la madeja e intentar engatusarlos con una reflexión pseudosesuda, adornada de los elementos al gusto de la mayoría.

Voy a tomar un breve descanso. Retomaré el hilo argumental, si en algún momento lo hubo, en breve.

Han pasado más de doce horas y continúo en el mismo sitio. No hablo del espacio físico, sino del mental, sin una idea clara. Por eso sea mejor dejarlo aquí. Les prometo que la próxima semana sí tendré algo de lo que echar mano. Este lunes se celebra un pleno de la corporación municipal monfortina y entre los asuntos del orden del día está la actualización de las tasas e impuestos locales. El alcalde anunció su congelación y la rebaja de un 50 por ciento en lo que se paga por el cementerio. Va ser una sesión interesante, principalmente por los reproches entre unos y otros. Hace tiempo que la convivencia se rompió en el seno del pleno.

Sabe Dios cómo hubiesen sido estos tres años largos de mandato si a su inicio se hubiese dado un acuerdo con los concejales del PSOE y del BNG para formar un gobierno de coalición.

¿Hubiésemos visto una ruptura entre los socios al estilo de la que se produjo en el seno del partido nacionalista hace unos meses con la marcha de cuatro de sus concejales al grupo mixto?

Esto entra dentro de la política ficción, como los resultados que se darán en las elecciones locales del próximo mes de mayo.

Los socialistas disponen de una encuesta que les otorga ocho concejales, rozando la mayoría absoluta. El PP mantendría los cinco que tiene actualmente, el BNG bajaría a tres y Esperta Monforte mantendría su edil.

El caso es que en la misma encuesta se dice que el 29% de las personas preguntadas por su intención de voto aún no ha decidido a quien dárselo.

El centro de recogida de animales va adelante

La Diputación de Lugo sigue adelante con el proyecto para construir en Monforte de un centro de recogida de animales abandonados, perros y gatos, para darle servicio a 19 municipios del sur lucense. Se trata de una iniciativa interesante y necesaria, pues, por desgracia, los perros abandonados son numerosos. Solo en Monforte se recogen 43 canes al año al desconocer quiénes son sus dueños, pues estos no muestran interés alguno en dar con su mascota.

Desconozco si este centro servirá para poner coto a la proliferación de gatos asilvestrados en la ciudad del Cabe. Solo hace falta darse una vuelta por el puente medieval y ver la gran cantidad de félidos que viven a orillas del río y que son mantenidos por la caridad de algún vecino de la zona.

La población de gatos callejeros se está convirtiendo en un verdadero problema. Lo lógico sería atajarlo, y que mejor que ello a través de un centro de acogida.

Lemos Le o el trabajo para que todos leamos más

Felicitar al colectivo Lemos Le, que agrupa a los bibliotecarios de la comarca de Lemos, por su trabajo en pos de animarnos a disfrutar de la lectura. Hace una semana, sus miembros se reunieron en el restaurante Arume de Rubián para cerrar su concurso de divulgación Mulleres de Lemos, que este año estaba dedicado a la maestra de Bóveda Genoveva González Prieto, a la que se quiso homenajear por su compromiso con la enseñanza en el medio rural.

Y es que esta asociación busca la implicación de todos para dar a conocer y promover la investigación de figuras singulares de la comarca a través de la educación documental de los usuarios de las bibliotecas y como medio para la difusión cultural e histórica, además de vincular el trabajo escolar y bibliotecario con la cultura de la Ribeira Sacra.

Es de agradecer la labor que hacen los responsables de las bibliotecas de la zona, a los que hay que animarles a que sigan en este camino.

Tótum revolútum
Comentarios