Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

Tareas pendientes

El caso Aqualia o el presupuesto de Monforte para 2017, dos cuestiones difíciles de solucionar

UNA DE las tareas que tiene pendiente la corporación de Monforte es el conocido como caso Aqualia, que en alguna ocasión en esta sección he comparado como un culebrón suramericano, esas series que en el mejor de los casos llegan a los 500 capítulos.

Trece años son muchos años sin que se haya llegado a un acuerdo con la empresa que se encarga del abastecimiento de agua municipal sobre sus obligaciones pendientes. De poco sirvieron los contactos mantenidos con los responsables de la firma, las reuniones de la comisión de portavoces políticos en el Ayuntamiento y hasta los informes realizados por los servicios de secretaría e intervención de la administración local sobre la situación contractual Aqualia-Concello.

Meses atrás se dio otra vuelta de tuerca a este asunto en forma de solicitud de dos estudios independientes, externos, sobre el caso, pues, a excepción del equipo de gobierno, los partidos de la oposición no se fiaban totalmente de los análisis hechos por los funcionarios municipales. De su elaboración se encargaron la Diputación de Lugo y una consultora privada. El resultado fue coincidente, y al tiempo igual, que el aparecido en el estudio del Ayuntamiento.

Llegados a este punto, las dudas deberían disiparse. Aqualia le debe al Ayuntamiento de Monforte 2,4 millones de euros, aunque se le reconocen inversiones por 700.000. También es necesario hablar de lo que la administración local de adeuda a la empresa, pues hace trece años que se mantiene el mismo precio del agua. Sumas y restas arrojan un saldo positivo para Aqualia, o lo que es lo mismo, la firma no debería ni un euro, todo lo contrario que el Ayuntamiento, que debería pagarle 41.000 euros.


José Tomé es una persona de ideas firmes y sea como sea llevará adelante su proyecto para el hotel Comercio. No le quepa a nadie la menor duda


Y también llegados a este punto, la corporación municipal debería llegar a un acuerdo lo más amplio posible (lo ideal es que fuese unánime) y resolver este asunto de una vez por todas, incluso dejando pasar por alto la responsabilidad política de unos y otros durante los 15 años que van de concesión por no haber estado más encima de Aqualia para que cumpliese a rajatabla con todas y cada una de sus obligaciones.

Ya que hablamos de tareas pendientes porqué no hacerlo también de los presupuestos del Ayuntamiento de Monforte para el próximo año. No hace mucho indiqué que al alcalde José Tomé no le iba a quedar más remedio que prorrogar los de este ejercicio. Ni PP ni BNG están por la labor de facilitarle las cosas.

Los socialistas de Tomé incluso hablan de una pinza entre los dos partidos tradicionalmente antagónicos para hacerle la vida imposible y desgastarlos políticamente. Se vio el otro día en el pleno de la corporación, cuando se le negó al gobierno local la posibilidad de realizar una modificación de créditos para contar con la partida necesaria para acometer la creación de una oficina para el consorcio de turismo y otra del Xacobeo en el bajo del hotel Comercio.

Es lo que tiene gobernar en minoría, por lo que, visto lo visto, los presupuestos quedarán pendientes y todo apunta a que estas obras a las que me referí, también.

Sin embargo, podríamos concederle el beneficio de la duda a este último caso. José Tomé es una persona de ideas firmes y sea como sea llevará adelante su proyecto para el hotel Comercio. No le quepa a nadie la menor duda.

Sacará el dinero de dónde sea y en lo referente a las mociones que se puedan aprobar reprobando su actuación, pues que quieren que les diga que no haya señalado antes en esta misma sección. Las mociones aprobadas en pleno se llevan a cabo si el equipo de gobierno quiere, o lo que es lo mismo, quedan pendientes de ejecución.

Hay cientos y cientos de casos que corroboran esta afirmación, y decenas de ellas referidas a Monforte en sus nueve mandatos anteriores, lo que en alguna ocasión propició amenazas de llevar el tema a los tribunales. Nunca pasó.

Tareas pendientes
Comentarios